Decires


por Rodolfo Calderón Vivar

 

por Rodolfo Calderón Vivar, egresado de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

El nuevo régimen no acaba de acomodarse aún y la incertidumbre se manifiesta de varias formas, la principal de ellas en los decires. Son decires los que brotan a diario de los medios de comunicación, según desde posturas críticas y analíticas, en buena medida derivados del reacomodo de cuotas financieras entre los  mismos, evidenciando que ya algunos se acomodaron a las fuentes oficiales, no distando de la manera como se acostumbraban los convenidos publicitarios en los tiempos que según ya pasaron. ¿Como detectarlo? Hay días sintomáticos en que el tema de varios columnistas es el mismo, con el mismo sujeto atacado y los mismos argumentos esgrimidos. Es un fenómeno que podríamos calificar como de “unísono mediático”.

Las fuentes de suministro de información soterrada  no solo emana del nuevo gobierno y sus nuevos administradores, también surge de fuerzas de poder desplazadas en los nuevos y sorpresivos nombramiento del gabinete estatal, por ejemplo, del estado de Veracruz. Por ejemplo, en el caso de Zenyazen Escobar, el nuevo secretario de la Secretaría de Educación de Veracruz, las reacciones en los medios influenciados por las fuentes soterradas no se han hecho esperar, para criticarlo desde los argumentos más pueriles: su pasado de stripper, su carencia de un curriculum de notable vaca sagrada de la educación y hasta alusiones personales (y lamentables) de ponerle apodos como el de Tarzán. Nada sustancial en su contra. El profesor de primaria aún no tiene el tiempo suficiente para ser evaluado y juzgado en su nuevo cargo, sobretodo en los planes que tiene en mente aplicar en esa difícil área de gobierno estatal, en la cual ejercerá con todo el apoyo del gobernador Cuitláhuac, que prefirió a un maestro de las de a veras, a un santón de los de relumbrón que también aspiraba al puesto.

Estamos pues en la guerra de decires, una confrontación mediática que no dice nada de las realidades urgentes a que se debe abocar este nuevo gobierno estatal: seguridad, deuda pública, financiamiento del nuevo gobierno, planes de desarrollo estatal y aplicación del nuevo modelo de régimen que impulsa, Andrés Manuel López Obrador. Los más tratan de explicar lo que sucede como la misma gata revolcada, pero flaco favor le hacen entonces al compromiso que se echó a cuestas el mandatario federal y que debe apoyar totalmente el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez. Se trata de una nueva manera de ejercer el poder, bajo criterios más austeros y más éticos, lo cual no debe evitar el confrontar las fuerzas en torbellino que aún se resisten  a aceptar esta nuevo ejercicio de la función pública. Hay que confrontarlas con un nuevo discurso y un nuevo quehacer, no haciendo más de lo mismo del pasado reciente.

Por un lado, es muy probable que desde el altiplano se haya aprobado  que los nuevos altos funcionarios del gobierno del estado fueran nuevas figuras, en su mayoría emanadas de las huestes morenistas y no políticos recientemente redimidos, forjados en otras formas de hacer política y dispuestos a comerse el mundo ante la llegada de la oleada morenista. Algunos de esos políticos redimidos ya mostraron el cobre como cuando trataron de impedir que un alto funcionario del gobierno de Cuitláhuac llegara con tranquilidad a su cargo. El empeño de formar grupos de poder los caracteriza y por eso, quizás, no obtuvieron ningún puesto de alto nivel en el nuevo gobierno. Mejor empezar con noveles de la política directiva gubernamental que con viejos tiburones de mar, dispuestos a hacer alianzas con emisarios del pasado pensando, muy tempranamente, en la sucesión gubernamental del 2024.

Lo interesante de este asunto de los decires es que, hasta ahora, las aguas no están calmadas y tienden a enturbiarse, a base del verborreo. La presencia de Andrés Manuel López Obrador, al siguiente día de su toma de posesión, es señal que el estado le interesa y que buena parte de su capital política pensante -porque hubo una buena parte de profesores tanto en nivel básico como superior que trabajaron para el triunfo de Morena a nivel estatal- puede aportar mucho en lo que viene de la Cuarta Transformación de la República y su interrogante Constitución Moral. Veracruz puede aportar mucho desde el sector educativo y ahi juega un papel importante la labor de Atanasio García Durán, el padre del gobernador, vinculado a ambos niveles de educación del sector educativo. El éxito de todo código moral que pretenda difundirse y hacerse valer parte de la labor de los maestros de nivel básico, de media superior y superior.

Aquí se replicaría el modelo de activismo en el ejercicio docente que generó el gobierno  del General Lázaro Cárdenas, en la segunda mitad de los treintas del año pasado y que dió pauta a una educación de corte socialisa. Es en las aulas y en el contacto con los padres de familia donde la ideología de la Cuarta Transformación de la República y la nueva Constitución Moral pueden hallar eco y resultado si se empeñan en la aplicación de las mismas. Solo que estamos en una nueva era y forma de ver las cosas en una sociedad que ya  transformó el neoliberalismo volcando su interés de la sociedad en el consumismo y el enriquecimiento a toda costa para poder consumir. La virtud del egoismo, base ética de esa corriente ideológica que tanto criticó el nuevo presidente en el discurso de su toma de posesión, permea el pensar de muchos de nuestros ciudadanos, principalmente los jóvenes, que se enfrentan a un mundo de competición donde más vale el que más tiene, aún a costa de pasar por encima de la justicia ideal platónica de dar a cada uno lo debido o del ideal aristotélico de basarnos en una constitución que favorezca el interés común y no los intereses de los gobernantes.

El punto clave de este cambio de régimen, que no acaba aún de asentarse, es de tipo ideológico, praxiológico y ético con una fuerte pugna entre hechos y valores. En los hechos la forma de hacer política tradicional, no solo aquí sino en otras partes del mundo, parte de un interés político individual y luego de grupo, antes del interés de todos los integrantes de una sociedad en general. En ese sentido de hechos, en la práctica, el ejercicio de la política es básicamente injusto en realidad a los ideales platónicos y aristotélicos más elementales.  La pugna por llegar al poder se da precisamente desde intereses sectarios a través de los partidos y con fundamentos distintos, pero con una cosa en común: favorecer a los intereses individuales y de grupo de los que luchan por el poder. Un gobernante en el poder favorece primero a los suyos y después a los demás, sean del grupo de poder opuesto pero asequible de negociar con ellos o de los grandes grupos sociales de gobernados. Y todo parece indicar que el nuevo régimen no se aparta de este estilo político, poniendo en conflicto los hechos con los valores que pregona. La misma expresión de López Obrador de que primero serán los pobres es excluyente y responde a una ideología aparentemente justa pero que rompe con los ideales de justicia platónicos y aristotélicos ya mencionados. Por eso la dificultad inicial de comprender y de practicar de manera inmediata lo que hará posible se cumpla a lo que aspira este nuevo gobierno. Y por eso la prevalencia de los decires mediáticos como única manera de explicar lo que está sucediendo. Una cosa es cierta, no serán los medios los que transformarán al país pero si los que pueden hacer aún más confusa la transición entre el pasado y el presente. Sobretodo si insisten en verlo todo a través de los mismos anteojos que impusieron los antiguos regímenes priistas y panistas. Dura labor la que le espera a los nuevos gobiernos morenistas si también se ponen los mismos anteojos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.