CRÓNICA DE LA COP24


por MARÍA GUADALUPE RICO MARTÍNEZ

 

por María Guadalupe Rico Martínez, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana (Desde Tampico, Tamaulipas)

Las mediciones realizadas en el glaciar Khumbu más alto del mundo ubicado en Nepal revelaron una temperatura mínima del hielo de solo -3,3° C menos fría de lo esperado. Expertos de la Universidad de Leeds anuncian que esto es una mala noticia, porque lo hace especialmente vulnerable al cambio climático y podría poner en riesgo el acceso a agua potable de unos 60 millones de personas que viven en la región.

En la COP24 celebrada durante la semana que termina, en la ciudad polaca de Katowice, para analizar las normas de aplicación del Acuerdo de París no solo alzaron la voz el Presidente de Nepal, también lo hicieron de la misma manera los de Fiji y Nigeria, ante cerca de 200 líderes.

Antonio Guterres, Secretario General de las Naciones Unidas se quejó y tajante lamentó la mala dirección del mundo. “Aunque somos testigos de los impactos climáticos devastadores seguimos sin hacer lo necesario, no vamos suficientemente rápido”. ¡Y cómo no la molestia de Guterres! la Organización Meteorológica Mundial de la ONU, informó que 2018, es el cuarto año más caluroso de la historia desde que llevan registros.

El acuerdo de París, busca limitar el calentamiento climático a +2 °C, idealmente a +1,5 °C, con relación a la era preindustrial.

Y tal vez lo trascendental con lo que se queda la COP24 sea el anuncio del Banco Mundial “por primera vez” entregará la mitad de los 100.000 millones de dólares anuales prometidos para 2020 y que serán aplicados a proyectos de adaptación en 40 países y en 20 financiar inversiones en agricultura sustentable.

Y Trump el gran ausente por obvias razones, en la ciudad polaca, tendrá que luchar contra la determinación del G20 decidido a colaborar con el Acuerdo de París, por considerarlo irreversible.

Las reuniones continuarán, la COP25 tiene propuestas de sede en Costa Rica, Guatemala y Chile, esperemos los resultados no queden en la congeladora como  sucedió con el Protocolo de Kioto y, cada año que pase seamos testigos de los atroces, terribles resultados de las irresponsables actividades antropogénicas.

 

REFUGIADOS Y EL MEDIO AMBIENTE

Es una pena lo que se acaba de confirmar con respecto a la basura plástica en los océanos. Las pruebas realizadas en 102 tortugas marinas en el  Pacífico, Atlántico, y en el mar Mediterráneo, revelaron que todas ellas tenían microplásticos en el estómago, según un nuevo estudio.

Mark Hamman, de la Universidad James Cook, dirigió el estudio cuya publicación apareció en la revista Global Change Biology, donde detallan que hallaron unas 800 partículas sintéticas pero la cantidad podría ser 20 veces mayor ya que solamente analizaron una parte del estómago de estos animales. Las tortugas con una mayor cantidad de partículas sintéticas fueron las del Mediterráneo.

Será que las olas de refugiados que viajan desde Asia y África con destino a la Unión Europea  tienen ya impacto en la fauna marina? Amable lector Usted qué opina?

lupitarico@hotmail.com

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.