“Engañaron al presidente”



Cercanos a Bejarano dijeron que en las estancias infantiles había una red de corrupción

por Peniley Ramírez

por Peniley Ramírez, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Hay dos pruebas de que Andrés Manuel López Obrador no pensaba eliminar el programa de estancias infantiles para apoyar a madres trabajadoras de la antigua Secretaría de Desarrollo Social, ahora Secretaría de Bienestar.

La primera, que el presupuesto aprobado el 28 de diciembre aún las contemplaba; con un recorte sustancial, de 2 mil millones de pesos, pero aparecían allí. La segunda es el nuevo Formato de las Reglas de Operación del Programa, que regularía los pagos a las estancias, los controles y candados que vigilarían su funcionamiento.

Este documento aún está disponible en línea. Anuncia que “aún no se ha establecido” su fecha para imprimirse en el Diario Oficial de la Federación. Fue publicado el 1 de febrero en el servidor del gobierno, ocho días antes de que López Obrador anunciara que su gobierno ya no pagarían a las estancias, sino que entregaría dinero directamente a las familias.

¿Qué pasó entre el 1 y el 8 de febrero, que hizo al Presidente cambiar de opinión?

“No van a quedarse los niños sin apoyo, ni las familias. Les diría que van a recibir hasta más, pero ya no con intermediarios”, dijo LópezObrador en una conferencia de prensa ese día. Justamente este punto, de una alegada corrupción de los intermediarios, ha provocado preocupación en el equipo cercano al Presidente. En el periodo de transición, el equipo de Morena recibió varios informes que apuntaban a casos de anomalías y abusos por parte de coordinadores y supervisores de Sedesol en las verificaciones para abrir estancias infantiles, según relataron a El Heraldo cuatro fuentes del gobierno que solicitaron anonimato. “Pero no era una red de corrupción. Eran casos que no tenían vínculo entre sí, de las delegaciones estatales de Sedesol, no imputable a las estancias”, dijo una de las fuentes.

Los casos no fueron presentados como red en ninguna investigación federal ni de servidores públicos. El presupuesto auditado a las estancias, como ya se conoce, encontró posibles malosmanejos en menos del 2% del programa en 2016. Sin embargo, aseguran estas fuentes, en los primeros días de febrero funcionarios cercanos a René Bejarano lograron convencer al presidente no solo de que sí existía esta alegada red de corrupción, sino que además era partidista y constituía una base de control social del Partido Acción Nacional a través de más de 9,500 guarderías, que atienden a más de 329 mil niños, la mitad del total de infantes cuidados en estancias con financiamiento público en el país.

“Lo engañaron, o por lo menos le presentaron una verdad a medias y lograron convencerlo”, dijo una fuente de Morena en el Congreso mexicano.

Ahora las responsables de las estancias han salido a protestar, el nuevo esquema del programa con dinero directo no tiene reglas publicadas y las estancias serán privadas y sin controles directos del gobierno. Varias madres consultadas para esta columna dijeron que esta decisión intempestivaserá en detrimento de la seguridad de los propios niños.

penileyramirez@univision.net

@penileyramirez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.