¡No a la guardia Nacional!


Por: Héctor Saldierna

Por Héctor Saldierna Martínez, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

La creación de la Guardia Nacional es uno de los grandes retos del gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Aunque en su campaña a la presidencia había mencionado la inconveniencia de mantener a las fuerzas armadas en contra de la inseguridad y sí en cambio retirarlos a sus cuarteles, el discurso cambió drásticamente.

Ha mencionado una serie de argumentos en los que reflexiona que no había observado que la inseguridad llegara a niveles alarmantes a lo largo y ancho del país, por lo que adoptó la decisión de repensar el tema y sólo con las fuerzas militares podría hacerse frente al flagelo.

El argumento más fuerte sobre la presencia militar para las tareas de seguridad es lo que ya vivimos los mexicanos y que fue con la guerra contra el narcotráfico que declaró el entonces presidente Felipe Calderón, quien al llegar  en 2006 al poder y con el propósito de legitimarse ante una elección fraudulenta a todas luces, precisamente en contra del mismo Andrés Manuel, hizo una declaratoria con resultados muy funestos.

Mucho de la violencia que existe actualmente en el país fue una consecuencia lógica de esa guerra que desató Calderón y que todavía persiste de manera evidente. Y no solamente se cobraron víctimas colaterales de la guerra entre cárteles y dentro de diversas visiones que ahora se dan, sino que se sumaron las primeras cifras de desapariciones y que se han convertido en un doloroso flagelo a través de los años y que aún sufren miles de familias mexicanas.

Son terribles las escenas que se observan sobre familias enteras que buscan a sus desaparecidos, sin esperanzas y que se han llenado de resentimiento y de tristeza, producto de una desaparición que, en mucha ocasiones, se les atribuye a las fuerzas militares.

Precisamente y en fundamento a estas apreciaciones, cientos de organizaciones civiles han denunciado que no es conveniente continuar con el mismo modelo porque simplemente ha mostrado su ineficacia y porque seguirán persistiendo dolorosas escenas de violencia y de desaparición.

El daño que dejó inaugurado Felipe Calderón ha sido gravísimo y podría decirse que aún no se ha dimensionado esa pésima decisión que ha enlutado a miles de hogares mexicanos y que supuestamente la milicia sería la solución a una problemática que estaría muy lejos de concretarse.

Ahora, la decisión de  López Obrador se constituye en una enorme preocupación porque podría seguirse editando una lucha inútil y estéril y que habría seguido Enrique Peña Nieto, sin ningún éxito y, sí en contraste, aceleró una serie de capítulos dantescos.

Hay que anotar que en lo general las acciones del gobierno federal tienden hacia la búsqueda de las mejores intenciones, pero particularmente en el caso de la Guardia Nacional, parece no ser la mejor decisión. Sino al tiempo, dirían los clásicos.

INQUIETUD CON UBER

Por otro lado existe inquietud en la entidad veracruzana ante la posible llegada de Uber, un servicio de transporte público que podía dañar la economía de miles de taxistas del Estado.

Se hablan de las más diversas versiones, al grado incluso de citar que hay un acuerdo entre una organización empresarial y el gobernador Cuitláhuac García para que se facilite la entrada de esta organización, que además contaría con todos los permisos.

La voz que denuncia es la de Eulalia Martínez Pino, transportista del sur de la entidad, quien indica que no debe permitirse la entrada de Uber por las razones básicas que perjudicaría la economía de los transportistas veracruzanos.

Hay que estar al pendiente de las decisiones que se adoptarán y que podría perjudicar al sector transportista de la entidad, que también debe revisar sus políticas de modernización y enfocar el mejor servicio hacia los usuarios para así evitar las amenazas provenientes del exterior.

Y hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.