Siete Párrafos: ¿Quién quiere la cabeza de Eric Cisneros y por qué los voceros de la Arquidiócesis de Xalapa toman partido en contra del funcionario?


por Rodolfo Calderón Vivar

Por Rodolfo Calderón Vivar, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

La dureza y enorme carga política de los comentarios del vocero de la
Arquidiócesis de Xalapa de Xalapa, Prebístero José Manuel Suazo Reyes, en contra de dichos del actual secretario de gobierno, Eric Cisneros Burgos
, como si hubiera sido una declaración actual de esta persona, pese que ya se aclaró que son parte de una intervención suya en un evento de noviembre del año pasado (hace dos meses y medio) cuando no era funcionario de gobierno; resalta por sumarse a una ola abierta y soterrada en contra de este funcionario público pero, esta vez al menos, desde una perspectiva llena de dolo y, no queremos pensarlo, de mala fe por parte de la misma vocería mencionada.

¿Por qué traer a tiempos actuales una declaración hecha desde noviembre, descontextualizándola para ubicarla como una declaración actual del funcionario en calidad de Secretario de Gobierno? ¿Fueron sorprendidos en su buena fe los miembros de la iglesia atentos al quehacer político gubernamental desde hace dos comunicados dominicales y fue tanta su indignación que un hecho del pasado, lo convirtieron del presente para tachar de ignorante y torpe al funcionario estatal por una declaración hecha hace tiempo y de ninguna manera ahora que ya tiene el cargo?

¿Por qué se abroga el derecho el señor José Manuel Suazo Reyes de hablar de la indignación de toda la comunidad católica por la alusión al uso del secreto de confesión, como fuente de información selectiva para hablar de temas de valores en cada homilía dominical, como aseguró Eric Cisneros en noviembre de 2018, siendo que quienes realmente se indignaron fueron los miembros de una parte de la iglesia, el clero, y no toda la feligresía católica?

Hay mucho mar de fondo en lo declarado a los medios por la vocería de la
Arquidiócesis de Xalapa , resaltada a través de un comunicado dominical en donde insiste en su crítica al gobierno actual cuestionando su manera de administrar el estado en primeros dos meses de ejercicio, so pretexto de contestar con indignación a lo expresado por Eric Cisneros, desde hace noviembre del año pasado.

Ya el secretario de gobierno aclaró que el video distribuido a mansalva esta semana es un recorte de una intervención que tuvo, como ciudadano, el ahora funcionario en un evento académico (sitio en el cual es donde debe haber más libertad que nunca para expresarse con capacidad crítica y desde cualquier punto de vista en torno a la realidad que se vive), y la distribución de esa grabación, de manera anónima, no tuvo más intencionalidad que generar el escándalo en cierto sector de la iglesia, que reacciona sin reflexionar antes los hechos. atacando la figura de un secretario de gobierno y a toro pasado, es decir dos meses y medio de que esa declaración se hizo, como parte de esa exposición de Cisneros en un evento académico con plena libertad de expresión, y sin ostentación de cargo alguno en el gobierno estatal.

Resulta grave que la vocería asocie esa declaración hecha en noviembre pasado para dar a entender que es un ataque actual premeditado de Eric Cisneros contra la iglesia por haber asumido dicha institución religiosa una posición crítica en contra el quehacer gubernamental. No se puede afirmar eso, porque la fuente de información es atrasada. A su dureza de lenguaje, apoyándose en una mentira (dando a entender que lo dicho por Eric Cisneros fue reciente) no habido ninguna corrección por parte de este sector de la iglesia que hoy está tomando bandera política en contra del gobierno estatal.

No aclararlo oportunamente por parte de la vocería, como ya lo hizo el Secretario de Gobierno al indicar la fecha de su declaración como ciudadano y corriente en noviembre de 2018, abona a la controversia y a la manipulación del hecho, con repercusiones tales como hasta una respuesta del presidente dentro de un mar de confusiones propiciada por este comunicado, apoyado en declaraciones del pasado traídas al presente por parte de la vocería del clero. ¿Quién quiere la cabeza de Eric Cisneros y por qué los voceros de la Arquidiócesis de Xalapa toman partido en contra del funcionario? Esa pregunta queda en el aire y no se disipará hasta que la vocería no aclare que también se equivocó al atribuir una declaración hecha en el pasado por el mencionado político morenista como si fuera una declaración actual, en su calidad de Secretario de Gobierno. Si los voceros religiosos no aclaran con la verdad este lamentable escándalo estado-iglesia, entenderemos que los perseguidos finalmente son otros y no únicamente los que profesan una fe religiosa…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.