Priista al desnudo


Por Luis Velázquez

Por Luis Velázquez Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Estaban en el restaurante “Vadiro´s”, de Xalapa. Revisaban el menú. Saboreaban el sorbo de un whiskazo. Pajareaban al resto de comensales.
Entonces, Marlon Ramírez preguntó a Antonio Benítez Lucho, los dos aspirantes a la presidencia del CDE del PRI:
–¿Cómo me ves?
–¿Cómo te veo? –Sí, ¿cómo me ves?
–Veo en ti (dijo Benítez Lucho acordándose del famoso discurso de Luis Donaldo Colosio en víspera de su asesinato) a un joven priista… que puede crecer políticamente”.
Marlon lo atajó y dijo:
–¡No sea usted un cabrón! ¡Dígame la verdad!
–¿La verdad?
–Sí, la verdad.
–Entonces, y como tú lo pides te diré, punto número uno, que ya te llaman el político automático… porque lleno de ambición política eres Regidor y quieres la presidencia del CDE del PRI.
–No sea usted cabrón.
–Y en política, y más en estos tiempos, dejar inconcluso un cargo se ve mal y la militancia lo tomará mal.
–Bueno, eso dicen, pero no es así.
–Punto número dos, te costará caro haber votado en contra del desafuero del Fiscal, el brazo ejecutor del principal ejecutor del PRI, como es Miguel Ángel Yunes Linares.
–Eso dice usted.
–¡No!, eso dice parte de la militancia. Eres regidor priista y votaste a favor de la decisión del alcalde panista de Veracruz defendiendo junto con su padre al Fiscal.
–Me está usted fregando…
–Punto número tres, no eres un regidor cualquiera de un municipio cualquiera, sino regidor del municipio más importante del país. Y en el PRI se ve mal tu alianza con los Yunes azules. Y más porque más que la opinión de los regidores del Cabildo se impone la ley del alcalde.
Fue entonces cuando la comida entre Benítez y Marlon tronó por completo. Quedó inconclusa. Debut y despedida.
Unas semanas después, cuando Benítez Lucho comprobó “los dados cargados” en el PRI a favor de Marlon Ramírez para presidente del CDE, declinó por completo marcando una raya, el deslinde, de igual manera como otros más, entre ellos, Raúl Díaz Diez, a quien Marlon traicionó en el año 2016.
Y como decía Fernando Gutiérrez Barrios, profundo conocedor de la naturaleza humana: “El que traiciona una vez… traiciona siempre”.
Hacia la semana anterior, Marlon había buscado en 5, 6 ocasiones a Benítez Lucho para un nuevo diálogo, según él, como parte de una presunta conciliación.
Pero el teléfono de Benítez ha dejado de contestar las llamadas, y como cantaba José Alfredo Jiménez en su canción inmortal, “aunque sigas viviendo… para mí ya estás muerto”.
Y así como están las cosas en el PRI (dados cargados, estampida de búfalos, traiciones, conspiraciones, intrigas, etcétera) en el búnker tricolor de Xalapa siguen velando un cadáver…

MARLON, MINIATURA DE CARVALLO

El regidor jarocho con licencia del alcalde panista trae de su lado el suficiente dinero, que ninguno otro de los tres aspirantes, para moverse.
Incluso, trae dinero para comprar, todo indica, medios. Noticias pagadas.
El día de su registro acarreó militantes en cuarenta autobuses de la ciudad de Veracruz a Xalapa y en diez autobuses de Tantoyuca a Xalapa.
Trae a la CTM, con todo y que Carlos Aceves, sobrino de Carlos Aceves del Olmo es líder nacional de la CTM y su dirigente en Veracruz, Víctor García Trujeque, está con Marlon.
Trae a la Liga de Comunidades Agrarias, anexos y conexos.
Trae a Jorge Alejandro Carvallo, y a Zeferino Tejeda Uscanga, el gurú electora del PRI.
Trae a la diputada Anilú Ingram Vallines y trae al senador Miguel Ángel Osorio Chong.
Jorge Carvallo ya lo llevó con Alejandro Moreno, AMLITO, el gobernador de Campeche con licencia, uno de los aspirantes al CEN del PRI, contendiendo, entre otros, con el doctor José Narro Robles.
Carvallo también llevó a Marlon con Fidel Herrera Beltrán para su bendición consabida.
Y quiere meter en su costal a las elites priistas de Veracruz, como por ejemplo, Antonio Benítez Lucho, quien ha jurado y perjurado que por ningún motivo pues de por medio hay principios y valores.
Incluso, días anteriores, y luego de presionar y presionar, tomó un cafecito de un ratito con Pepe Yunes Zorrilla, quien aceptó en nombre de su decencia, respeto y espíritu civilizado, en ningún momento para unirse a.
Y a tono con su estilo personal de ser, Marlon se hizo acompañar por un tercero quien en el café de Coatepec se sentó a un ladito, lejitos pero cerca, suficiente para tomar una foto que luego filtraron a la prensa, de igual forma como tiempo anterior, meses hace, en la cancha partidista se afirma que Marlon cobró fama de meterse en la vida privada de Pepe Yunes con filtraciones a un semanario que fue yunista, fidelista y duartista.
El PRI del año 2019 es el mismo del año 1929. 90 años antes, Plutarco Elías Calles fundó el partido abuelito del tricolor, PNR, y con “los dados cargados” repartió el poder público en el país entre caciques y militares a cambio de pacificar cada región.
Lo indicativo es que Marlon Ramírez está considerado como el Jorge Carvallo Delfín, pero en miniatura…

Publicado en; http://www.blog.expediente.mx/nota/33079/periodico-de-veracruz-portal-de-noticias-veracruz/priista-al-desnudo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.