En pocas palabras… El buen sabor de boca


Por: María Elvira Santamaría Hernández.

Por Elvira Santamaría Hernández, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Esta semana está siendo muy intensa. Una semana con el derrumbe de las bolsas de valores, con el encarcelamiento de la primera exsecretaria de estado Rosario Robles, con los resabios del dolor y amargura de las muertes en el atentado racista perpetrado en El Paso, Texas. Con los infaltables tiroteos en Tamaulipas y los secuestros en el estado de Veracruz. Es, repito, una semana intensa.

Pero frente a todos esos acontecimientos por sí mismos importantes, permítanme rescatar otro que nos dejó un gran sabor de boca, que nos levantó el espíritu y sobre todo nos hizo disfrutar del triunfo tanto de compatriotas como de deportistas de diferentes nacionalidades de nuestra América: los juegos panamericanos Lima 2019; una portentosa y jubilosa contienda pletórica de color y de entrega.

Fueron trece días los que duraron los Juegos Panamericanos y desde el primero hasta el último de ellos, los representantes mexicanos nos brindaron grandes satisfacciones en las diferentes disciplinas.

Los atletas de nuestro país lograron con base en años de constancia y sacrificio -y no en ocho meses-, resultados que nos enorgullecen. Además de romper récords en medallas, también dieron muestras de pundonor y honorabilidad al saber competir en buena lid.

Estos magníficos deportistas que inicialmente se toparon con recortes en sus becas y ajustes que por cierto varios reprocharon, ahora tienen una nueva perspectiva, luego de que el Presidente Andrés López Obrador, oportunamente modificó la postura del organismo que encabeza Ana Guevara y decidió dar valiosos estímulos económicos a los participantes de los panamericanos, de los para-panamericanos y un tanto más a todos los galardonados.

Qué buena medida. Qué bueno que el gobierno federal reconoce y respalda el esfuerzo de los atletas. Bravo por eso. Ojalá se cumpla cabalmente con lo ofrecido.

Ahora, nos restará pedirle al Presidente, que con ese mismo criterio de estímulo, reconsidere los montos de las becas para enfermeras y médicos residentes, mismas que han sido notoriamente disminuidas. Ojalá lo hiciera, aunque para eso, el señor López Obrador, tenga que subastar más propiedades mal habidas de exfuncionarios, que seguramente las habrá.

Hasta pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.