Í N D I C E . . . UN PROYECTO DE DESARROLLO HUMANO. + Humanizar el Poder; “Primero los Pobres”… + “Desarrollo Humano”, exigencia social… + Lo que no han podido o querido hacer…


Ruperto Portela Alvarado.

 

                        HACER PARA TRASCENDER…

          

Por Ruperto Portela Alvarado, egresado de la facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, desde Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

 HACER PARA TRASCENDER es una propuesta de buena fe e intención de participar en la contribución del desarrollo social, económico y político del Estado de Chiapas y sus habitantes. No implica una ganancia en términos económicos ni tiene expectativas de ser beneficiario personal en algunos de los proyectos que se mencionan.

 

         Es una idea que puede ser aceptada o desechada según su viabilidad política o económica desde la perspectiva del gobierno y sus gobernantes; pero que se ajusta a las necesidades de atender rubros que contribuyan al crecimiento económico de la entidad y mejores estadios de vida de cada uno de los chiapanecos.

 

         Ciertamente, la educación es la piedra toral del desarrollo social, intelectual y de formación integral del ser humano; y en esa perspectiva los periodistas tenemos que participar ya no solo como “medios de comunicación”, sino también en la formación de opinión y propuestas en la “cosa pública”.

 

         Es esta mi intención y la pongo a consideración y análisis con toda humildad, porque “casi siempre, quien propone algo, cree que es la panacea en la solución de los problemas”. No es mi caso y lo que expongo, es una idea global que hace mucho tiempo vengo concibiendo en un estudio documental y de campo.

 

         Cada punto es un concepto y como tal hay que llevarlo a la mesa de discusión, al análisis y la decisión de ser aprobado o no; aunque me inclino más por complementarlo y enriquecerlo con la mejor voluntad de darle a los chiapanecos y los sectores sociales –vulnerables o no—las mejores perspectiva de un gobierno que se precia de preocuparse por elevar los estadios de vida de los chiapanecos y atender la demandas de los empresarios que tienen la intención de invertir en Chiapas.

         Incluyo en este legajo, la propuesta de legislar para la creación de la SECRETARÍA DE DESARROLLO HUMANO que sería una herramienta eficaz para concretar en un solo círculo de acciones lo que ahora está disperso en muchas dependencias que muchas veces no hacen lo conducente o duplican las tareas y los montos presupuestales.

         Además, se hacen otras propuestas factibles de convertirse en proyectos y luego en programas de desarrollo económico y social de los chiapanecos en sectores como la pesca de alta mar, ríos navegables y estructuras de siembra y cosecha de diversas especies.

         También es importante la asesoría técnica para incentivar la producción y consecuentemente la comercialización que es el último eslabón por donde se revienta el proceso y ante esas circunstancias se propone la integración de un “Grupo de Asesoría Inter institucional interdisciplinario” que lleve de la mano a los productores por todo ese camino.

         El sistema de readaptación social o de “reinserción social” es un asunto que también se debe atender y por eso la propuesta es crear las “Granjas Productivas para Internos con Buena Conducta”, como también la promoción del deporte como una estrategia para el combate a la vagancia y la delincuencia. Se prevé en la propuesta regresar el evento de la “Vuelta Ciclista al Estado de Chiapas”, como proyecto de promoción turística.

         Queda en la idea el rescate de factorías como la extractora de aceite de flor de zempasúchil en San Cristóbal de las Casas y la procesadora de cacahuate en el Jiquipilas.  

 

+ HUMANIZAR EL PODER.

+ Una propuesta por el Desarrollo Humano.

Sin lugar a dudas, “nada es más fatal que el hambre, la pobreza y la muerte” y sin embargo existe en grado superlativo pues, “no hay nada que cueste tanto como ser pobre”.  Por eso el mundo de la miseria, de la pobreza y pobreza extrema, merece otros tratamientos por parte de los gobiernos Federal, Estatales y Municipales.

         Y como dijo el entonces Presidente de la República Mexicana, Enrique Peña Nieto, “El Gobierno quiere cambiar el rostro de la marginación, de la pobreza  y el contraste social que tiene nuestro país” y en esa misma frecuencia se declaró el ahora ex Gobernador, Manuel Velasco Coello en la prioridad de destacar en las acciones del Gobierno de Chiapas el “Programa de Combate a la Pobreza, Marginación y Desequilibrio Social”, que resultaron –otra vez—un fracaso y una farsa.

         Tomamos ahora la palabra del Presidente Andrés Manuel López Obrador en la prioridad de que “primero los pobres”, que tendría que ser la premisa del Gobernador Rutilio Cruz Escandón Cadenas, en una estrategia de asumir su responsabilidad con los grupos vulnerables y los que menos tienen, “que en Chiapas son muchos”.

         Hay que poner en alto relieve que, “lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena”.  Entonces, hagamos más libres a los oprimidos con alimentación, educación, salud, empleo, capacitación y conocimiento universal. Hay que reparar el daño social hecho a los pobres antes de que las huestes del mal destino hagan  realidad la revolución que intentaron –y sigue latente— los marginados que se integraron al Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que exigen lo que por derecho se merecen.

         Es significativa la frase del escritor José Emilio Pacheco cuando dice: “si los indígenas no fueran al mismo tiempo pobres, nadie utilizaría la palabra indio como insulto”. Y no son solo los indígenas los que viven en la indigencia en Chiapas, Tabasco, Oaxaca, Guerrero, Durango, Veracruz y Michoacán, sino también los campesinos y los marginados de las colonias proletarias y “orilladas” de las grandes ciudades como Tuxtla Gutiérrez, San Cristóbal de las Casas, Tapachula, Comitán, Palenque, Chiapa de Corzo y Cintalapa, por ejemplo, en el Estado de Chiapas.

         El reto es cumplir el compromiso que los Jefes de Estados y el  Gobierno Federal firmaron en la “Carta de Intención” emanada de la “Cumbre del Milenio” celebrada el 17 de octubre del 2012 que conllevaría a reducir al año 2015 –sin resultados positivos– a la mitad el porcentaje de quienes viven en la indigencia y cuyos ingresos sean menores de un dólar por día. “En México –dijo la otrora Secretaría de Desarrollo Social Rosario Robles Berlanga— 54% de mexicanos viven en la pobreza de patrimonio, lo que indica que sobreviven con menos de 4 dólares diarios, mientras que el 32% lo hace con menos de 2.5 dólares y 24% con menos de 2 dólares. Esos datos pudieron haberse incrementado en lo negativo.

         Según información oficial, en México hay 64 millones de pobres (54%) con más de 13 millones de habitantes en pobreza extrema que confirma que el Gobierno Federal encabezado por Felipe Calderón Hinojosa o Enrique Peña Nieto, no atendieron este rubro como tampoco las necesidades de los indígenas, campesinos y población representativa de sectores vulnerables. Indica también, que los programas sociales fueron un fracaso en este sexenio de Enrique Peña Nieto, convirtiéndolo en clientelismo electoral.

         Estamos entendidos que el Gobierno Federal que presidió Enrique Peña Nieto estuvo interesado en atacar este flagelo con la “Cruzada Nacional Contra el Hambre” que puso en marcha en el municipio de Las Margaritas del Estado de Chiapas el lunes 21 de enero de 2013, que fue una de sus promesas de campaña y del acto de asunción al poder el 1 de diciembre de 2012. Puso como plazo 60 días para que la Secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga presentara el proyecto respectivo que se cumplió en su presentación, ocho días antes y en solo 52 días. También fue un fracaso.

         La Cruzada Nacional Contra el Hambre que impulsó el Gobierno Federal y el Presidente Enrique Peña Nieto es un modelo integral que comprende: infraestructura básica, agua potable, electricidad, ciudades rurales (como las cuatro de Chiapas), drenajes, caminos, viviendas, educación, salud, alimentación, abasto, proyectos productivos, acceso a servicios financieros y proyectos de conservación ambiental. Es un proyecto ambicioso que inició con pie derecho y buenas perspectivas, pero se perdió en el camino.

         El ahora ex Presidente de la República, Enrique Peña Nieto dijo en su momento: “vamos por un país más competitivo, moderno y exitoso; y para alcanzar estos objetivos es necesario asegurarse que el Gobierno actúe con mayor eficacia y tenga la capacidad de ver traducidas sus políticas y acciones en hechos reales, tangibles para beneficio de los mexicanos”. Fue una máxima, una promesa y mayor compromiso con los mexicanos de parte del Jefe del Poder Ejecutivo Federal. Pero no se cumplió.

         En esa sintonía política estuvo el referente “Plan Estatal de Desarrollo, Chiapas 2013-2018” del gobierno de Manuel Velasco Coello, donde más del 25% de la población es analfabeta con edades de los 15 años en adelante; aproximadamente 42% viven en la pobreza (actualmente un 78.4%) y más del 20% en la pobreza extrema, según indicadores no oficiales. De todas maneras el problema es grave y se tienen que crear estructuras administrativas con mayor eficiencia y acciones efectivas porque Chiapas sigue siendo punta del retraso, marginación y pobreza, así como en los vergonzosos primeros lugares en atraso social, educativo, salud, empleo, política y economía.

         Por eso, pongo a consideración una iniciativa de Reforma a la Ley de la Administración Pública para crear la SECRETARÍA DE DESARROLLO HUMANO que implica la conjunción de acciones de diversas instancias en un mismo círculo interactivo y en una misma dirección que conlleva a la alimentación, la educación, la capacitación para el trabajo, atención a los grupos vulnerables; cultura y deporte, como lo explico a continuación, porque “un gobierno que se preocupe por el desarrollo humano, será un gobierno exitoso”.

                            Secretaría de Desarrollo Humano

Una propuesta viable…

 

         Los derechos humanos son inalienables y empiezan por la alimentación, la educación, la salud, la seguridad social y el respeto a la libre expresión. En ese sentido debemos empezar por los que implican el desarrollo humano de manera integral desde los infantes hasta los adultos mayores.

         En ese tenor, de las trece “Decisiones” emitidas en el sexenio pasado y que mucho tienen que ver en el concepto que promueve el Presidente Andrés Manuel López Obrador, cuatro tiene directa relación con el desarrollo humano de los casi 124 millones de habitantes de la República Mexicana. Hay que empezar por seguir en Chiapas la ruta de la “Cruzada Contra el Hambre” que implementó el Gobierno Federal anterior, que están relacionados con el precepto de la administración Morena “primero los pobres” y que es de vital importancia para darle fortaleza a las nuevas generaciones y a los sectores vulnerables.

         El “Seguro de Vida a las Jefas de Familia” es otra “Decisión” del Gobierno Federal que va al parejo con la restructuración del “Programa 70 y Más” que se extendió con la declaración de otorgarle una “Pensión a Adultos Mayores de 65 Años, ahora de  manera universal a los de 68”, en adelante. Y no es menos importante la “Reforma a la Ley de Educación” promulgada por el Presidente ENRIQUE PEÑA NIETO con el objetivo de dar sentido a la política educativa, regularización del Sistema Nacional de Educación, la creación del Sistema Nacional de Evaluación; Servicio Profesional Docente y el censo de escuelas, maestros y alumnos, que la nueva gestión federal de Andrés Manuel López Obrador ha reencausado con nuevos matices y viabilidad.

         Por todo eso y en consonancia con el proyecto planteado en el  sexenio anterior, en Chiapas se deben  redimensionar las acciones, proyectos y programas a favor del desarrollo humano de cada uno de los habitantes del Estado y a la vez, darle la importancia que se merece este renglón de las políticas públicas creando la SECRETARÍA DE DESARROLLO HUMANO, para dar cabal cumplimiento a un sistema integral de atención a todos los chiapanecos, como uno de los derechos humanos más apremiantes, donde también se exigiría el concurso de todos y cada uno de los Ayuntamientos Municipales del Estado de Chiapas.

         En primer lugar, el Congreso del Estado y principalmente los diputados de todas las bancada, deben tomar en cuenta –en un acto comprometido con la sociedad chiapaneca– una propuesta como esta para impulsar una reforma a la Ley de la Administración Pública y crear la SECRETARÍA DE DESARROLLO HUMANO con sus lógicas ramificaciones.

Espero también llegue a manos –para su lectura y análisis– del Gobernador, RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS, a quien le hago esta propuesta, como se la hice llegar en su momento a otras entidades del gobierno anterior, al ex Gobernador Manuel Velasco Coello y el coordinador del Plan Estatal de Desarrollo 2013-2018, Secretario de Planeación, Gestión Pública y Programas de Gobierno y luego Secretario General de Gobierno, JUAN CARLOS GÓMEZ ARANDA, para su análisis y posible implementación, sin que siquiera la hayan leído.

EL PROYECTO…

         Desde el 9 de agosto de aquel año 2012, comenté en mi columna INDICE… la necesidad de crear una SECRETARÍA DE DESARROLLO HUMANO para encerrar en un solo círculo de acciones y concatenar los programas inherentes en un solo sentido, que abarque la atención de todos los sectores, de edad, género, situación económica y sin discriminación religiosa, ideología partidista o personas de capacidades diferentes, porque insisto: “un gobierno que atienda el desarrollo humano como premisa, será un gobierno exitoso”.

         Esta SECRETARÍA DE DESARROLLO HUMANO se integraría por cuatro principales Subsecretarias: la Subsecretaría Desarrollo Social que se encargaría de atender a los sectores y grupos vulnerables con apoyos para mejores estadios de vida de los chiapanecos; desayunos escolares, becas a estudiantes con menor índice de desarrollo económico y apoyos sociales a la población con la entrega de enseres domésticos, materiales de construcción, equipo, herramientas para el trabajo productivo y microempresas. Coordinación del Programa de Atención a Adultos Mayores y otros que se instituyan durante el sexenio.

         La Subsecretaría de Capacitación para la Competencia y Promocion del Trabajo que impartiría los conocimientos básicos para incorporar a los chiapanecos a la población económicamente activa que le reditúe el sustento diario y un  valor agregado a su fuerza laboral.  La Secretaría del Trabajo del Gobierno del Estado se integraría como Subsecretaría y el Centro de Capacitación para el Trabajo (ICATECH) se conformaría como una dirección en este organigrama.

De hecho, esto, y el anterior rubro de Desarrollo Social ya están en marcha y solo hace falta integrarlo a un solo objetivo de Desarrollo Humano. Se integraría a la Secretaría de Desarrollo Humano, la Subsecretaría de la Juventud, Deporte y Recreación que se reestructuraría en cuanto al deporte escolar (educación física y psicomotora), de recreación, deporte de competencias por categorías; de alto rendimiento y organizado en ligas, asociaciones, clubes y disciplinas.

El deporte profesional y demás actividades que implican un alto costo presupuestal, estarían encargadas al sector empresarial, con participación de la Secretaría de Desarrollo Humano a través de la Subsecretaría del Deporte, pero sin aportación económica oficial; no como ha sucedido en las dos últimas administraciones estatales con el fútbol de primera división y actualmente con el de tercera, entre  otros deportes en Chiapas, donde el gobierno ha solventado los costos.

         En el proyecto se contempla también la Subsecretaría de Promoción de las Artes y la Cultura que se encargaría de impulsar este rubro en el ámbito local y regional chiapaneco, así como sus talentos y dejar atrás la vieja práctica de la suntuosidad y elitismo del arte y la cultura como se viene haciendo actualmente y que representa un despilfarro de recursos sin resultado alguno.

         Para ello es previsible la desaparición de instancias que no han funcionado cabalmente en el desarrollo humano como el caso de la Secretaría de Desarrollo y Participación Social; la fracasada Secretaría de la Juventud, el Deporte y Recreación, así como el Consejo Estatal para la Cultura y las Artes. A la vez, darle sentido humano a las subsecretarías con objetivos precisos y programas estrictamente definidos.

La pretensión hoy, en concordancia con las nuevas “Decisiones” del Presidente Andrés Manuel López Obrador  es que en Chiapas y el gobierno de Rutilio Cruz Escandón Cadenas, se dé prioridad al desarrollo humano con acciones, proyectos y programas bien dirigidos, con un fin común y resultados medibles y tangibles; eficaz en el nuevo sexenio de un gobierno de izquierda que se ha comprometido a terminar con las prácticas nocivas que en nada abonan el desarrollo humano que tanta falta hace en Chiapas.

Queda pues, en manos de los que deciden o decidirán en los próximos seis años, retomar, analizar, complementar y evaluar esta propuesta para ser llevada al Congreso del Estado de Chiapas y de ser viable y posible, aprobarla en una Reforma a la Ley de la Administración Pública… RP@…

Para contactarme: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.