¿Es Rosario Robles la punta de la madeja o solo una hilacha expuesta en la hoguera pública?


 

 

por Rodolfo Calderón Vivar

por Rodolfo Calderón Vivar, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

El primero de agosto de 2018, el presidente electo, Andrés López Obrador, sorprendió cuando aparentemente defendió a Rosario Robles de las acusaciones en su contra por su importante relación en el caso de la denominada “Estafa Maestra”, apuntando que él pensaba que la famosa funcionaria peñista era un chivo expiatorio de  este caso de corrupción, puesto que los verdaderos culpables eran “los de mero arriba, tanto del sector público como del sector privado” por lo que provocaban simulaciones en donde, si eran descubiertos, aparecían otros, los chivos expiatorios para ofrecer circo a la gente.

Aunque el presidente electo reiteró que las investigaciones deberían proseguir para hallar las culpabilidades de todos los involucrados en el caso, su opinión respecto a Rosario Robles dió pauta a que algunos miembros de la oposición insinuaran que estaba procediendo igual que Peña Nieto, con el famoso “no te preocupes, Rosario”, para proteger a la mujer que, de antaño, ya tenía otros escándalos como el   ligado con el PRD y el propio López Obrador, cuando era  candidato presidencial en 2006, referentes a los videos tomados a Rene Bejarano recibiendo dinero de Carlos Ahumada, entonces pareja de la funcionaria de izquierda. En suma, el presidente López Obrador, decían los opositores, no iba castigar a Rosario ni a otros funcionarios involucrados en la Estafa Maestra.

 

Pero la lectura era equivocada. Un indicio aparatoso lo fue la comparecencia de la titular de SEDATU, Rosario Robles, ante el poder legislativo, el 16 de octubre de 2018,  en donde el diputado Gerardo Fernández Noroña, uno de los más fuertes golpeadores de la corriente lopezobradorista, increpó a la funcionaria tachándola de cínica y corrupta durante toda su intervención, aludiendo precisamente al caso de la Estafa Maestra, mientras los priistas intentaban acallar con muy débiles argumentos de misoginia al puntilloso legislador,

En esa sesión, en el uso de la palabra ante los diputados,  Fernández Noroña, dirigiéndose a la bancada panista que había  mantenido  el rumor de que, como Peña, López Obrador protegía de cualquier acción judicial a la funcionaria peñista, les dijo:

“Aprovecho para decirle a Acción Nacional, que de manera reiterada ha estado diciendo que el presidente electo le va a dar impunidd a  la señora Robles. No va a haber impunidad para nadie. La señora Robles, el señor Enrique Peña Nieto, Lozoya Thielman,  y todos los que han estado incurriendo en actos de corrupción, tendrán que responder ante la justicia por sus actos en contra de los intereses del pueblo”

De alguna manera, esa declaración de Fernández Noroña,  fue  el presagio de lo que vino a concluir con la reciente detención de Rosario Robles en estos últimos días,  en lo que parece ser, también,  un circo mediático pues se aplica una especie de justicia selectiva aplicada  solo una persona ligada al caso de la Estafa Maestra, que tiene que ver con el desvío de más de siete mil millones de pesos, en donde participaron, según fuentes de la Auditoría Superior de la Federación y de la investigación periodística del medio  “Animal Político”,  once dependencias federales, ocho universidades públicas y 186 empresas (unas fantasmas, otras inexistentes y algunas más sin tener en regla todos sus papeles)

El caso de Rosario Robles plantea, metafóricamente hablando, una ambigüedad al desarrollo del castigo a los culpables de  la Estafa Maestra, pues no se sabe si se trata de la punta de la madeja que se irá deshilando para ir procediendo contra más de 30 funcionarios públicos de la época peñista, tanto en el gobierno federal como el sector educativo, asi como otros operarios del sector privado que participaron en una jugosa extracción del dinero público, mediante una compleja red de corrupción que, al estilo de los planes  estratégicas neoliberales, fue cuidadosamente orquestada en tiempos, espacios y metas a alcanzar.  O se trata, para los escépticos, de exhibir a la ex funcionaria de SEDATU  como una hilacha expuesta a la hoguera pública, para consumo de las masas, dado que los jefes de jefes a los que siempre alude López Obrador, no parece serán indiciados porque las pruebas se quedan en los niveles de abajo de ellos.

Se duda que se implique   al ex presidente Peña Nieto, pese a las afirmaciones de Rosario Robles de que ella lo  enteró, vía telefónica, sobre las  irregularidades detectadas al respecto. No hay manera de comprobar esa afirmación y extraña  que la funcionaria no halla usado documentos escritos que serían evidencias más sólidas de tal comunicación con el titular del Poder Ejecutivo.   Y habrá que ver cuántos de los altos funcionarios y personajes involucrados con  alguna responsabilidad en el asunto serán  llamados a comparecer, para aclarar o defenderse de cualquier cargo en su contra. Entre ellos están: Alfredo del Mazo Maza,   Emilio Chuayffet  Chemor,  Emilio Lozoya Austin,   Enrique Martínez y Martínez,   Enrique Martínez y Martínez,     Enrique Sánchez Cruz,  José Reyes Baeza Terrazas,  Alfredo Llorente Martí­nez,   Manuel Ignacio Acosta Gutiérrez,    Gerardo Ruiz Esparza, Ildefonso Guajardo,  Jorge Olvera Garci­a,     Erick Herzán Torres Mulhia,   José  Antonio Ruz Hernández, Sergio Augusto López Peña, José Luis Hernádez Lazo, Alejandro Vera Jiménez,  José  Víc­tor Zárate Aguilera, Pedro Javier Muñoz Vergara,  José Manuel Piña Gutiérrez, Luis Andrés Domí­nguez Alejandro, Carlos Mario Olán López, Fernando Calzada Falcón.

Como rareza se apunta,  desde la  perspectiva de género,  que solo hay, hasta el momento,   una mujer detenida y  libres todos los demás altos ex funcionarios ligados a la Estafa Maestra, que son  hombres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.