Siete Párrafos…Con la Iglesia Católica Mexicana ha topado el presidente López Obrador


por Rodolfo Calderón Vivar

 

por Rodolfo Calderón Vivar, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

En una publicación inusitada por su lenguaje directo y que resalta  las principales fallas en la conducción del país que tiene, en la percepción de cierto sector de la sociedad, el presidente López Obrador, la Iglesia Católica mexicana alzó ya la cabeza para mostrar su discordancia con la manera de gobernar del tabasqueño aunque, advierte, aún está a tiempo de enmendar el rumbo.

Todo ello manifestado en su publicación oficial denominada “Desde la Fe”, que es distribuida entre millones de feligreses en sus iglesias de toda la república por diversos medios y que pone un parteaguas a la relación discreta que había mantenido el sector clerical, en el manejo de mensajes, con respecto al nuevo gobierno federal, pese al evidente distanciamiento  de este gobierno de la iglesia católica para reforzar su contacto con las iglesias cristianas, primero con la Luz del Mundo y después con la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas (Confraternice), que incluso divulgarán la Cartilla Moral de Alfonso Reyes, a lo cual la iglesia católica ya rechazó cualquier acción similar entre sus fieles.

Si bien el catolicismo ha disminuido en número de feligreses en nuestro país, por tradición y herencia cultural sigue ocupando el primer lugar en su cobertura nacional de fieles, más de tres cuartas partes de la población del país, en tanto todas las iglesias cristianas juntas no abarcan ni siquiera un cuarto de seguidores en el país. Visto desde el punto de vista político, la fuerza de la iglesia católica es mucho mayor que cualquier otra iglesia mexicana, con todo y las campañas de descrédito que ha tenido por el proceder de algunos de sus sacerdotes.

En el Semanario desde la Fe, señala la iglesia católica que los mexicanos “No podemos resignarnos como ciudadanos individuales y menos como sociedad civil organizada a tener un gobierno que maneja de manera unilateral y unipersonal los grandes problemas de este país. Menos aún podemos acostumbrarnos a un monólogo, donde los medios de comunicación se limitan a dar cuenta de largos discursos sin interlocutores, o donde la mayor participación ciudadana se da cuando se consulta a mano alzada, en medio de mítines a modo, asuntos que deberían analizarse con  argumentos razonables y mecanismos verdaderamente democráticos. Las decisiones equivocadas, en perjuicio de todos se acumulan una tras otra.” 

En un tono de verdadero sermón, agregan los editorialistas del texto, en clara alusión al constante argumento de los morenistas  de que hace lo que hace porque el pueblo votó mayoritariamente por ellos,  que  “Mucho más nos sorprende la intención expresada recientemente en la Cámara de Diputados, según la cual, la fuerza mayoritaria debe tomar el control absoluto, con la falacia de que los ciudadanos así lo decidieron en las urnas, de tal forma que los grupos políticos minoritarios no deben ser tomados en cuenta para la conducción de dicha Cámara. Olvidan un principio fundamental de todo Congreso: es el espacio de la representatividad de mayorías y minorías para conservar el equilibrio social necesario en toda democracia”.

Acusa al gobierno de Andrés Manuel López Obrador de no tener diálogo con todos los sectores de la sociedad y además de no saber escuchar, base principal del diálogo que ellos destacan, haciendo una larga lista de muchas personas que han sido agraviadas por este nuevo gobierno morenista sin darles oportunidad a ser escuchados como los campesinos ahora sin subsidios; las madres trabajadoras ahora sin guarderías; los médicos ahora sin empleo o sin medicamentos para atender a los enfermos; los ambientalistas que se oponen a sus grandes proyectos por el daño a la naturaleza; a la Comisión de Derechos Humanos que le hace recomendaciones; a inversionistas y calificadoras que han advertido de la incertidumbre de la marcha financiera del país; a las víctimas de las extorsiones y la violencia que asuela al país; entre otros no escuchados por el presidente, según la iglesia.

Remata “Desde la Fe” , en clara alusión al estilo de gobernar del tabasqueño, que “no basta el voluntarismo de una persona, un país como México requiere de mayor responsabilidad y de un verdadero diálogo social”, a lo que el presidente ha respondido con cierta dureza también, pese a que señala que no quiere polemizar con la iglesia católica- recurriendo a los discursos que sobre pobreza y abusos de poder hizo en su última visita el Papa Francisco, que -subrayó el presidente- no fueron adecuadamente difundidos por la iglesia católica, en clara intención de marcar que hay división entre lo que piensa el Papa y los piensan los jerarcas de la Iglesia Católica mexicana. Solo que olvida el presidente mexicano que el papa Francisco se ha negado a visitar México, pese a las invitaciones planteadas desde el gobierno morenista, lo cual también es un indicio de que en los altos círculos de El Vaticano no ven ambientes propicios para que el pontífice venga, con su presencia, a avalar al gobierno de López Obrador, juntando los millones de mexicanos que son fieles seguidores de la iglesia romana. Fieles seguidores que son mina de oro para lo que pueda venir en tiempos venideros…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.