El incremento financiero a las universidades públicas será después de una gran Convención Nacional Universitaria donde se asuman compromisos de corresponsabilidad, que acaben las irregularidades, desviaciones y estafas maestras en el manejo de sus presupuestos, afirmó el diputado Alfonso Ramírez Cuéllar


Por Rodolfo Calderón Vivar

por Rodolfo Calderón Vivar, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Mediante una gran Convención de Análisis y Acuerdos  de todos los sectores vinculados a la   educación superior  del país, se definirán los montos de incremento a las universidades públicas y las líneas de aplicación   en las mismas,    afirmó Alfonso Ramírez Cuellar, presidente de la Comisión de Presupuestos y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión, en una reciente  reunión sostenida con representantes sindicales universitarios, en la capital del país, donde se discutió sobre los incrementos a los presupuestos universitarios en el Presupuesto Federal 2020.

 

Ante el paro de las universidades públicas del país, la postura de la Comisión de Presupuestos y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, en voz de su titular, Alfonso Ramírez Cuéllar, es en el sentido de que si habrá incrementos en los presupuestos para las universidades públicas pero éste deberá ir aparejado con un proyecto de convocatoria para llegar a un  gran acuerdo sobre nuevas políticas sobre la educación superior que  habrán de discutirse en una gran convención nacional donde participarán la Secretaría de Educación Pública, la Auditoría Federal de la Federación, la CONAGO, la ANUIES, la Secretaria de Hacienda,  los rectores de las universidades públicas, los senadores, la comisión de presupuestos y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados y  los sindicatos universitarios.

Informó que ya se han sentado con la ANUIES  y revisado donde existen los grandes faltantes en los fondos concursables, en la actualización salarial, en la parte normales, en la ampliación de la cobertura y sobre eso ya tienen perfecto conocimiento de sus necesidades, pero es necesario un método distinto para resolver las cosas, sentándonos todos para ver que compromisos de corresponsabilidad pueden tener para  que se castigue a quien se tenga que castigar por las irregularidades, las desviaciones, las estafas maestras y las no  maestras, para cerrar ese capítulo poniendo  nuevas reglas de disciplina, de racionalidad del gasto y eficiencia con el propósito  de que haya certezas para las instituciones universitarias

 

En reunión realizada en días previos a la realización del paro de todas las universidades del país, el diputado Ramírez Cuellar, que ya estaba enterado de ese movimiento, destacó que “necesitamos analizar de frente cuáles son los retos que tiene en estos momentos la educación superior y particularmente las universidades públicas, y solamente podemos encontrar una salida en la medida que todos los sectores estén involucrados”

 

Agregó que ya el año pasado hicieron un esfuerzo para presentar un incremento para las universidades, que fue  diferente al que originalmente presentó el Poder Ejecutivo, pero los problemas en las universidades siguieron, ya que ahora no solo son diez las universidades que tienen problemas económicos sino doce.  Por lo que subrayó que es necesario ponerse de acuerdo antes de autorizar un incremento, que bien pueden darlo como el año pasado -conforme al incremento de la inflación-, pero previamente debe hacer  una revisión estructural del funcionamiento de las universidades porque de otra manera los problemas van a seguir y seguir, sin que podamos resolver de fondos sus conflictos financieros.

 

Señaló, por ejemplo, que uno de los problemas principales en las universidades públicas es el problema de las pensiones, que ya no puede seguir dándole la vuelta por lo que ahí hay que llegar a un compromiso muy fuerte, estableciendo   una sola visión para regularizarlas. Así también hay que revisar las prestaciones salariales y las condiciones generales de trabajo en los contratos colectivos, discutiendo  y analizándolos  con el debido respeto  a todas las relaciones y   derechos laborales, en el marco de un esfuerzo general del gobierno federal, los gobiernos estatales, las cámaras de diputados y senadores, la propia Secretaría de Hacienda y de todos los involucrados para establecer un compromiso pleno de todos para sacar adelante a las instituciones de educación superior.

 

Si no se hace así, enfatizó, entonces si ahora son 12 las universidades públicas que presentan problemas financieros en el 2019 pues serán más la que universidades que lleguen a una situación crítica en el siguiente año. Es necesario, comentó, establecer ya políticas de largo plazo para lo cual la realización de la convención propuesta de acuerdos sobre la educación superior, puede ayudar para resolver esa problemática.

Dice que ya la ANUIES coincide  con otras organismos universitarios que el monto de la exigencia presupuestal está en alrededor de los 17 o quince mil millones de pesos adicionales, para el fondo que lede gradualidad y progresividad a la educación, lo cual tiene un amplio consenso, pero en el manejo responsable se deben involucrar todos, ya que,  sucede que  la federación entrega el dinero de manera oportuna, correcta y a tiempo los recursos, pero los gobiernos de los estados retrasan la entrega de los mismos, no cumpliendo con los plazos para aplicarse en   las universidades estatales y agravando la vida interna de éstas, porque afecta sus funciones sustantivas tanto de personal docente como de personal administrativo.

 

Ramírez Cuellar explicó que en la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, que está analizando el presupuesto federal a aplicar en el 2020, están concientes que el problema del financiamiento en la educación superior pública del país es un foco rojo y que por esa razón hacen su  paro nacional  las universidades estatales, por lo  que es  el momento para encontrar caminos conjuntos para resolver esta situación,   con la realización de la convención nacional  de la educación superior,  a la mayor brevedad,   para llegar a acuerdos de largo plazo en los días previos a la revisión y aprobación de los nuevos financiamientos para la educación superior, que se establecerán en el Presupuesto Federal 2020.

Estableció que:

“Esta crisis nos ha hecho reflexionar para establecer una política clara, acordada, donde el gobierno federal esté involucrado para garantizar la viabilidad de la institución universitaria, con todos los ajustes que se tengan que hacer. Creo que, a veces, esta situación cimbra y nos pone en una situación de mayor colaboración, nos obliga a la corresponsabilidad al asumir una situación difícil en términos presupuestarios, pero todos tenemos que poner de nuestra parte para que la universidad pública continúe como un proyecto de largo plazo”

Estamos en una situación difícil que está cimbrando a todos, en el sector universitario,  por eso se debe analizar la viabilidad de los proyectos de las instituciones universitarias, para realizar los ajustes que se tengan que realizar, enfatizó.

Finalizó mencionado que ahora hay quienes se preguntan si al gobierno federal le interesa o no el desarrollo de la universidad pública, para lo cual respondió que si es de interés del gobierno estos organismos educativos pero es necesario acordar ya una política pública hacia las universidades, que puede surgir de esta convención a realizar, donde quizás no se resuelva todo pero será el inicio de hacer partícipe a todos los actores involucrados con la universidad para alcanzar proyectos de largo plazo, de manera corresponsable.

30 universidades públicas en México hicieron un paro nacional este miércoles 9 de octubre.

 

Un aspecto del paro universitario realizado en la Universidad Veracruzana, este miércoles 9 de octubre, en el edificio Campus Sur de la Universidad Veracruzana, donde labora personal académico y administrativo del Sistema de Enseñanza Abierta, Facultad de Pedagogía e Instituto de Investigaciones en Educación.
Profesores de la Facultad de Ciencias Administrativas y Sociales de la Universidad Veracruzana en el paro de protesta para exigir más presupuestos para las universidad pública

Por otra parte, este miércoles realizaron un paro nacional 30 universidades públicas, entre ellas la Universidad Veracruzana,  para lograr que se incrementen sus presupuestos federales asignados, así como para manifestar su solidaridad con las universidades que están crisis económica total y que son:   la Universidad Autónoma de Nayarit, la Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, la Autónoma de Zacatecas, y la Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, así como las universidades de Tabasco, Guerrero, Estado de México, Sinaloa y Chiapas. También las universidades  de Baja California y Coahuila están entrando a graves problemas financieros que les impedirá cumplir con el pago de diversos compromisos contraidos, entre ellos los salariales.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .