Í N D I C E . . . ENTRE ERRORES Y MENTIRAS.


+ A pesar de la pandemia; austeridad…

+ Las prioridades del Presidente AMLO…

+ ¿Y el Secretario de Salud en Chiapas?…

+ Descoordinación de los niveles de gobierno…

Ruperto Portela Alvarado.

Por Ruperto Portela Alvarado, egresado de la facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana, desde Tuxtla Gutiérrez, Chiapas

                AMLO, EN EL PRINCIPIO DE PETER…

En la medida del liderazgo de un gobierno, es la capacidad de respuesta de los ciudadanos y aquí, en plena crisis de la pandemia del Coronavirus, se ha vislumbrado la ineptitud del Presidente ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR y sus sumisos integrantes del gabinete para implementar un programa de combate al silencioso, peligroso e invisible enemigo que es el Covid-19.

         Al síndrome de la “Chimoltrufia” que padece el Señor ANDRÉS MANUEL –que como dice una cosa, dice otras—se suma la confusión y el enredo de su perorata. Hace unos días dijo que hay dinero hasta para continuar sus obras faraónicas y enfrentar la crisis de la pandemia; pero por el otro lado, le rasca por todos lados para obtener recursos como la extinción de diversos fideicomisos, el Fondo de Estabilidad económica del que ya se gastó la mitad: 150 mil millones de pesos el año pasado.

         En ese mismo marco de iniciativas erráticas, el Presidente amenaza a 50 empresarios para que paguen los más de 50 mil millones de pesos en impuestos que deben al fisco desde hace varios años, de los que el “Grupo Salinas” del magnate de los negocios turbios, RICARDO BENJAMÍN SALINAS PLIEGO debe 32 mil millones de pesos, pero en complicidad institucional con el dueño de TV y Banco Azteca, le entrega un convenio de seguro de vida de los Trabajadores de la Educación por mil millones de pesos y otros 300 mil millones por manejo de 25 mil cuentas bancarias de empleados de la federación.  

         Y a pesar de la pandemia y situación crítica de “emergencia sanitaria”, el Presidente AMLO finiquita la compra del estadio de béisbol “Héctor Espino” propiedad del Gobierno de Sonora, ubicado en Hermosillo por 511 millones, 690 mil pesos; quedando pendiente el pago de 545 millones, 638 mil pesos, por la adquisición del estadio “Tomás Oroz Gaytán” de Ciudad Obregón que suman entre los dos inmuebles la cantidad de 1 mil 057 millones, 328 mil pesos.  

         A pesar de la pandemia “seguimos en austeridad republicana”, pues el “Señor del Dedito”  dice que “hay dinero”, pero sigue rascándole por todos lados. Ahora va contra los servidores públicos “que no pueden ganar más que el Presidente” y decreta bajarles un 25% de sus salarios, además de que ordena sustraerles el aguinaldo y otras percepciones económicas. Mientras tanto, los trabajadores de primera línea contra el Covid-19 del sector salud, se siguen quejando de la falta de insumos y equipo de protección, que la institucionalidad sigue diciendo que ya los están dotando de lo necesario. La realidad les desmiente…

                            CHIAPAS Y EL SISTEMA DE SALUD…   

         Corroborar que Chiapas ha sido el “patito feo” de la Federación es una vergüenza. Los gobernadores ha dejado pasar la oportunidad de inscribirse en la historia como alguna vez lo hicieron JUAN SABINES GUTIÉRREZ y JOSÉ PATROCINIO GONZÁLEZ BLANCO GARRIDO, que de alguna manera están en la mente y el recuerdo de los chiapanecos.

         Ojo, las cosas han ido muy mal en los diversos gobiernos estatales y desde la administración de JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO se extralimitó la corrupción en el sector salud con la rapiña del titular de esa secretaría, JAMES GÓMEZ MONTES. Pero fue todavía peor en la gestión ultra corrupta de MANUEL VELASCO COELLO y sus más de tres titulares de Salud en el Estado.

         Se tiene por entendido y auditado por la Auditoría Superior de la Federación y la Secretaría de la Función Pública, un desvio de más de 750 millones de pesos en el Sistema de Salud de Chiapas, que desde hace 20 años –con PABLO SALAZAR, JUAN SABINES y MANUEL VELASCO—despojaron del presupuesto a la Secretaría de Salud sin que se haya procedido en consecuencia.

         Hoy que estamos en una “emergencia sanitaria” por culpa de la pandemia del Coronavirus, volvemos la vista a los 82 millones de pesos que tenía el Fondo Estatal para la Atención de Desastres Naturales y que MANUEL VELASCO en complicidad con el Secretario de Hacienda, HUMBERTO PEDRERO MORENO y el Secretario de Protección Civil, LUIS MANUEL GARCÍA MORENO, extinguieron y nadie supo donde quedó ese dinero que en estos momentos bien estuviera sirviendo.

         Pero la historia se puede repetir porque en el “flamante” Secretario de Salud de Chiapas, JOSÉ MANUEL CRUZ CASTELLANOS, hay un dejo de inutilidad en el manejo de la crisis del Covid-19. Su capacidad está rebasada por la pandemia que no ha sabido interpretar y conducir entre los chiapanecos. Me parece que este “tabasqueño importado” por el gobierno de RUTILIO CRUZ ESCANDÓN CADENAS, no tiene los conocimientos que se requieren en estos momentos y por consecuencia comete muchos errores como el “invitar” a médicos y enfermeras a “mejor dedicarse a vender tacos”.

         La verdad, no sé quien recomendó al médico tabasqueño para hacerse cargo del sistema de salud de los chiapanecos; pero es un grave error cuando hay en Chiapas profesionales de la medicina por docenas y con experiencia que pueden hacerse cargo de la dependencia como el doctor JOSÉ ALBERTO CANCINO GAMBOA –que ya fue Delegado del ISSSTE-Chiapas y Secretario de Salud— o el doctor ALBERTO DE LA TORRIENTE GONZÁLEZ, ex Subdelegado Médico del ISSSTE-Chiapas, con amplia experiencia en la administración de salud. Puedo mencionar otros que reúnen lo necesario para ocupar el cargo de Secretario de Salud y que, entregarían mejores resultados.

         La pandemia nos alcanzó y ya estamos en 85 casos de coronavirus distribuidos de la siguiente manera: 29 en Tuxtla Gutiérrez, 8 en San Cristóbal de Las Casas, 7 en Tapachula, 6 en Tumbalá, en Palenque, en Tonalá, 4 en Comitán, en Chiapa de Corzo, 2 en La Independencia, 2 en Ocosingo, 2 en Reforma, 1 en Chicomuselo, en Salto de Agua, 1 en Suchiapa, en Cacahoatán; 1 en Teopisca, 1 en Arriaga, 1 en Villaflores, 1 en Frontera Comalapa, en Tapilula, 1 en Tila y un foráneo nacional.

         El Coronavirus se ha extendido en casi todos los municipios de Chiapas, mientras que los actos discursivos del Secretario de Salud no se oyen entre los ciudadanos que siguen su rutinaria vida por toda la ciudad y geografía de Chiapas. Estamos ya en 85 casos positivos y 5 (cinco) fallecidos por Covid-19, que se tienen registrados, pero que parece que no son cifras reales que van más allá de las cuentas oficiales…

                            TRABAJADORES EXPUESTOS…

         Desde mi perspectiva, el Gobierno Federal y en particular el Presidente AMLO, no han maniobrado bien la crisis de la pandemia del Coronavirus. Se han centrado en sus acciones sin coordinar un plan desde la base política-social que son los municipios, junto con los Estados. La confrontación de las ideas para atacar el Covid-19 y el control del presupuesto que tiene el Ejecutivo Federal, ha llevado a que la federación haga su tarea y cada Estado de la República la suya.

         Mi tesis es que el Gobierno Federal y el Presidente AMLO debieron convocar a una gran alianza con los Presidentes Municipales y los Gobernadores de los Estados, en una conjunción de ideas y medidas a implementar en el combate al Coronavirus. Las acciones dispersas llevan a la confusión y el error de que las operaciones no sean las más adecuadas y se haya perdido la credibilidad en los discursos y las estadísticas.

         Por eso es necesaria la conjunción de los Presidentes Municipales en la campaña anti-coronavirus por ser la autoridad más cercana a los ciudadanos. Los Gobernadores tienen una gran responsabilidad como la Federación misma que hasta hoy no se ha sabido coordinar por su carácter autocrático y dictatorial del Presidente.

         Ahora, también es recomendable la atención especial –económica y de protección a los médicos, enfermerascamillerospersonal auxiliar médico y de limpieza en centros hospitalarios como a los trabajadores de limpia pública que son los más expuestos al contagio de Coronavirus. A ellos se les debe recompensar económicamente, con equipamiento y bonos especiales porque sin ellos no tendríamos la protección necesaria desde el ámbito de la salud.

         De la misma manera, tenemos que reconocer –al margen de la necesidad económica y supervivencia— a los comerciantes de los mercados que nos venden los alimentos; a los distribuidores de agua en garrafones; a los empleados de farmacias y muchos tantos ciudadanos que nos prestan sus servicios expuestos a la contagio de este invisible, silencioso, peligroso y mortal virus. Por lo menos, desde mi perspectiva, toda nuestra solidaridad con los vecinos y amigos que nos necesitan, sin nada a cambio…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .