Saltar al contenido.

Hoy duermo con mucha preocupación


por Jorge A. González

Por Jorge A. González, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

De que un presidente no pone el ejemplo haciendo gira en un país infectado de COVID-19 solo por caprichos.
De que las cifras de fallecidos oficiales no son del todo ciertas y el pico sube aún más en medio de un regreso a una supuesta nueva normalidad.
De que el manejo de la pandemia se sale de las manos de los “expertos”,las pruebas, son las cifras de cada estado.
De que no hay diferencia entre la vieja y nueva normalidad.
De la desinformación del regreso a clases.
De la desinformación de la operatividad del nuevo semáforo.
De la responsabilidad de los gobernadores a quienes se les quedó la responsabilidad de la toma de decisiones, cuando el gobierno federal impuso las primeras reglas.
De que tenemos a un gobernador en Veracruz que no hace ni deshace, y los ciudadanos no tenemos derechos apruebas de Covid-19.
De la desinformación del regreso a clases.
De la desinformación de las nuevas medidas de la nueva normalidad.
De los miles de desempleos que ya comienzan a sentirse.
De la quiebra de comercios que es igual a desempleo y desastre económico.
De que ya escucho que ha muerto el vecino de Covid-19.
De de que no cede la violencia contra las mujeres.
De que la inseguridad impera en todas sus vertientes.
De que hoy ya hay filas de carrozas fúnebres en el registro civil de Veracruz.
De que si un médico fallece de Covid-19 no es reconocido como muerte de trabajo porque se pudo contaminar fuera del hospital.
De los enfermos que llegan a los hospitales y no los quieren recibir y mueren.
De que la población incrédula e inconsciente ante el virus son los principales propagadores letales.
De que un tren esté por encima de la reactivación económica de un país ante el sector comercial e industrial.
De que se le apueste al petróleo cuando ya no es rentable para el país.
De que se vea al comercio como un enemigo y no como el sostén de la economía y el empleo de un país.
De que la crítica se vea como una empolvada concepción de lucha entre liberales y conservadores.
De que después de que colapsen los hospitales, estaremos aún más expuestos.
De que se nos aproxima una inminente crisis económica en todo el país sin un sólo Plan de rescate financiero más allá de becas y programas a sectores sociales no productivos.
Por los que se han ido.
Por los que están luchando.
Por lo que enfermaran.
Y porque no sé si mis seres queridos o yo sobrevivamos.

Hoy duermo preocupado.
Buenas noches.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Traducir

Síguenos

A %d blogueros les gusta esto: