CARTA A LOS MAESTROS, PROFESORES, CATEDRÁTICOS O SIMPLES PROFES.


por Luis Armas Bravo

Luis Armas Bravo, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Dedicado a todos, porque siempre se enseña.

Estimados maestros, hoy en su día les envío un cordial saludo, espero que como siempre, se la pasen con su responsabilidad como docentes. Sé que su labor siempre es ardua y difícil, y que su trabajo es más allá de las horas frente a grupo…Su tarea, es compleja, porque tienen que ser una especie de superhéroes no del espacio, pero sí de las escuelas…

Son como de acero, porque deben de contar con un fuerza extrema porque son la fortaleza de sus alumnos…Con una agilidad pero de mente, para responder a las dudas que aquejan los cuestionamientos de sus alumnos, y de la cual deben de saber dar la respuesta correcta… Deben ser veloces para ir más allá del conocimiento y de lo cotidiano, y todo lo que digan debe ser siempre relevante…Lanzar rayos de paciencia y de sabelotodo, porque jamás deben de quedar en la ignorancia…Mirar a través de los objetos, para poder identificar un problema y darle solución, en ese instante… Tener un súper oído, para escuchar todas las quejas y cuestionamientos y sobre los cuales deben de salir airosos…Volar con una imaginación para poder enganchar a sus alumnos en sus clases…Pero sobre todo si llegan a tener su” Kriptonita”, deben de tener la capacidad de destruirla, porque ustedes nunca ni pueden ni deben enfermarse…Y muchas veces aún enfermos asisten a sus clases con una sonrisa que amortigua los dolores de la vida…

Son como una mole de piedra, porque a pesar del peso que reciben, siempre deben de salir invictos… Son como un hombre elástico, porque deben de estirar el conocimiento, el tiempo y hasta su dinero para que siempre los demás alcancen el haberlo dado todo….

Y aunque a veces no se les recompense su trabajo, siempre recibirán el mejor regalo:

De los niños de primaria la sonrisa, y de ver sus caritas sonrientes cuando descubren que saben leer y escribir.

De los de secundaria, cuando ven que tienen frente a ellos a un profesional, con ética, responsabilidad y conocimiento que les darán la aprobación de lo que dicen… y que se quitan una venda de los ojos…

De la prepa, cuando miras sus rostros de sabiduría de que lo que aprendieron fue realmente significativo para ellos y lo aplican a su vida cotidiana y que sueñan en volar rumbo a la universidad, pero con pasos firmes…

De los universitarios, que los estás preparando para ser gentes de provecho… para que construyan un país mejor que el que tenemos…

Así que estimados maestros, no importa que no reciban reconocimientos, eso no es relevante, sino la satisfacción de haber cumplido con el trabajo que les corresponde.

Por ello hoy, que es su día y reconocimiento, les pido, que le den gracias a Dios, por haberlos puesto en el camino de muchos, niños, adolecentes, y jóvenes universitarios. Porque sé que los están convirtiendo en gente de bien y no en delincuentes. Así que mi mejor regalo para ustedes es el de saber, que nos son como los etiquetan, sino gente trabajadora, honesta y responsable.

No hagan caso al desprestigio que es el pan de cada día a través del algunos padres, de los medios de comunicación, y hasta de los responsables de la educación, el propio Estado o el gobierno, ustedes saben que tienen a sus espaldas, la gran responsabilidad de hacer siempre hombres de bien, y para mi, eso es lo más importantes de su labor como docentes.

Por ello, les envío un fuerte abrazo y un cordial saludo, y como regalo reciban la mejor sonrisa de satisfacción de que realmente han cumplido su papel…¡Ese es su mejor regalo!…