Índice…EL GOBERNADOR MÁS CORRUPTO…


+ Manuel Velasco, lo que ya se sabía…

+ Familia y colaboradores en el saqueo…

+ Los favoritos que se hicieron millonarios…

+ Corrupción e impunidad protegida de la 4T…

                        por Ruperto Portela Alvarado.

Ruperto Portela Alvarado es egresado de la Faculta de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

                        UNA COLECCIÓN DE RUFIANES…

Los montos por los cuales la Auditoria Superior de la Federación sindica al ex gobernador de Chiapas, MANUEL VELASCO COELLO, son mínimos en relación a lo que presumiblemente saqueó de las arcas públicas estatales junto con su mamá LETICIA COELLO GARRIDO, su abuelo FERNANDO COELLO PEDRERO y un larga lista de gañanes que se enriquecieron a lo bárbaro durante el sexenio del gobierno verde imberbe.

         A la salida de PABLO ABNER SALAZAR MENDIGUCHÍA del poder estatal, se dijo que “era el más corrupto en la historia de los gobernadores de Chiapas” y la misma cantaleta se vociferó en contra de JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO. Uno iba superando a su antecesor hasta que llegó MANUEL VELASCO COELLO con una runfla de ladrones que no escatimaron esfuerzos por llevarse “la quinta y los mangos”. Arrasaron con todo; hasta los fideicomisos extinguidos y se robaron el dinero de última hora.

         Resulta que a mediados del 2019, la Auditoría Superior de la Federación descubrió y dio a conocer un fraude por 670 millones de pesos en la Secretaría de Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres, donde estuvo involucrada como titular de esa dependencia la “Muñequita del Pastel”, DORA LUZ SASIL DE LEÓN VILLARD, la que por obra y gracia de LETICIA COELLO GARRIDO, mamá del entonces gobernador MANUEL VELASCO COELLO y él mismo, ha hecho una meteórica carrera política.

         La ahora senadora SASIL, como su hermana ITZEL FRANCISCA DE LEÓN VILLAR y su cuñada NANCY RUIZ que fueron titulares de la Secretaría de Desarrollo y Empoderamiento de las Mujeres durante el gobierno del GÜERO VELASCO, resultaron exoneradas por la ASF de ese escandaloso fraude en el que también fue parte y principal autora, el jefe del “Cártel de la Cuija Verde”.

         De ese gobierno verde imberbe, nadie se salva de los hechos de corrupción y ahora de impunidad. Saquearon todas las dependencias como la ya expuesta y descubierta en la SEDEM con la familia DE LEÓN VILLARD en toda su expresión, como desde la Secretaria Técnica donde ROBERTO ANTONIO RUBIO MONTEJO, el falso diputado federal indígena ahora reelecto, pasó de ser un miserable chofer a un acaudalado millonario solo por su condición de favorito de MANUEL VELASCO COELLO, como muchos otros.

         El GÜERO VELASCO y su mamá también, LETICIA COELLO GARRIDO, le dejaron las arcas abiertas del Instituto de Capacitación y Vinculación Tecnológica (ICATECH) al “Farandulero” ENOC HERNÁNDEZ CRUZ, sus hermanos y su ahora ex esposa DULCE CONSUELO GALLEGOS MIJANGOS, para que se hartaran de billetes, como también de las prerrogativas del partido “Podemos Mover a Chiapas” que le sirvió para redondear su “enriquecimiento explicable”.

         Tampoco faltó la mano corrupta del Director de Gubernatura, RAMÓN GUZMÁN LEYVA, el que de director de un insignificante periódico en quiebra, se hizo de más de cinco mil espectaculares que rentaba al mismo gobierno del que se servía y también le facturaba por la impresión de publicaciones y gallardetes. Sobre esto señalan que desde la Secretaría de Hacienda, el “Súper Subsecretario” DANIEL SANDOVAL JAFFIF, transfería 20 millones de pesos mensuales Talleres Gráficos, que eran devueltos a diversas cuentas bancarias, incluyendo la suya que le convirtió en millonario durante “el sexenio del Tucán”.  

         Qué la Auditoría Superior de la Federación le haya detectado desde el 2019 a MANUEL VELASCO COELLO y su gobierno un fraude por 500 millones de pesos a través de “empresas fantasmas”, no es una sorpresa, ya lo sabíamos. Lo que llama la atención es que no lo haya dado a conocer en tiempo y forma y que tuviera que ser un organismo No Gubernamental como “Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad”, quien lo haya hecho público.

         Para el Ejercicio Fiscal 2016, la Secretaría de la Función Pública del Gobierno Federal (SFP), ya le había descubierto a MANUEL VELASCO COELLO, un faltante aproximado de 4 mil millones de pesos que a finales de su administración serian alrededor de 16 mil millones sustraídos. Cuentan en los corrillos políticos que desde varias dependencias como la Secretaría de Educación a cargo de RICARDO AARÓN AGUILAR GORDILLO y la Secretaría del Campo que regenteó tres años JULIÁN NAZAR MORALES, les transferían un millón de pesos mensuales a la mamá del Gobernador, LETICIA COELLO GARRIDO, según se dice en los mentideros políticos. Y que también en esas dependencias hay faltantes por 300 y 400 millones de pesos, respectivamente.

         Desde la Secretaría de Obras Públicas y Comunicaciones, se hicieron los más grandes negocios particulares por sus dos principales titulares: BAYARDO ROBLES RIQUÉ, quien de constructor en quiebra, hoy es un acaudalado propietario de un rancho con todos los lujos de la gente próspera.  

Lo mismo se puede decir de JORGE ALBERTO BETANCOURT ESPONDA, segundo titular de la SOPyC y antes director del Instituto de Infraestructura Educativa de Chiapas (INIFECH) de donde se presume obtuvo su envidiable fortuna que le permite ser propietario de ranchos, residencias y dueño  del equipo de fútbol de primera división “Cafeteros de Tuxtla”, amén de tener en comodato las instalaciones del estadio “Víctor Manuel Reyna”.

En esta página de corrupción e impunidad no se debe olvidar a uno de los favoritos del GÜERO VELASCO, “caído en desgracia”,   “El Pijuy”, EDUARDO FRANCISCO ZENTENO NÚÑEZ, quien fue   asesor del Gobernador, luego Jefe del Gabinete; ascendido a Delegado de SEDESOL desde donde utilizó los recursos para la campaña 2915 de los candidatos del Verde Ecologista para que en premio le otorgaran una diputación federal plurinominal.

De la diputación federal, VELASCO COELLO lo hace pedir licencia y lo nombra Director General del Instituto de Infraestructura Educativa del Estado de Chiapas, que es otra de las minas de oro del gobierno y del mismo ZENTENO NÚÑEZ. Para eso lo hace diputado local plurinominal, de donde tiene que pedir “licencia obligada” y salir del Estado, sopena de ser sometido a proceso judicial por todas sus tracalerias. Ya se observaba toda esta maraña de corrupción e impunidad.   

La Secretaría de Obras Públicas y Comunicaciones resultó la Cueva de Alí Babá de muchos cómplices y “favoritos” de la cofradía del GÜERO VELASCO como su primo-hermano, JUAN PABLO ORANTES COELLO, quien está sindicado del saqueo a esa institución por más de 200 millones de pesos al igual que su “cunca” diputado local y diputado federal electo, JUAN PABLO MONTES DE OCA AVENDAÑO, con quien ejecutó la rapiña de la SOPyC en tiempos de JORGE BETANCOURT y BAYARDO ROBLES RIQUÉ.

No se puede excluir de este grupo de bandoleros integrantes del “Cártel de la Cuija Verde” al ex Secretario de Hacienda HUMBERTO PEDRERO MORENO, quien operó la desaparición de los fideicomisos estatales por más de 400 millones de pesos que nadie sabe dónde fueron a parar, pero que en premio le dieron una “diputación federal indígena” con documentos falsos y luego lo impulsaron a la Dirección General de Administración del IMSS con el aval del titular, ZOÉ ALEJANDRO ROBLEDO ABURTO. Claro que no se nos debe olvidar a una pieza clave de VELASCO COELLO, que es LUIS FERNANDO CASTELLANOS CAL Y MAYOR, quien también se enriqueció en el sexenio del “hermano que nunca tuvo”.

La Secretaría de Participación y Desarrollo Social en manos de MIGUEL ÁNGEL CÓRDOVA OCHOA “El Amigo Migue”, no podría ser la excepción del saqueo, uso y abuso del dinero público. Ya a este personaje se le conocía por sus rapacerías desde que fue por primera vez Presidente Municipal de La Concordia y volverá a repetir, pero también por sus mezquina conducta política cuando le dejaron la franquicia del Partido Chiapas Unidos, del que usufructuó las prerrogativas e incluso heredó la dirigencia a su hijo EMMANUEL CÓRDOVA GARCÍA e hizo alcalde de ese pueblo de donde son caciques, a su otro hijo MIGUEL, quien resultó toda una fichita.

El corolario de esta historia de corrupción y saqueo fue la Secretaría de Salud, donde todas las tropelías se las cargan al titular, FRANCISCO ORTEGA FARRERA. Y es cierto, esa dependencia responsable de la salud de los chiapanecos fue desde siempre una cueva de ladrones como en los tiempos de ÁNGEL RENÉ ESTRADA ARÉVALO en el gobierno de PABLO SALAZAR y JAMES GÓMEZ MONTES en el de JUAN JOSÉ SABINES GUERRERO, cuando desde entonces compraban medicina caducadas y a sobre precios.

Ahora la historia de esa administración verde imberbe de rapiña, saqueo, abuso de autoridad, uso indebido de la ley, enriquecimiento escandaloso, corrupción e impunidad oficial, la viene a revelar una investigación de “Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad” quien la dio a conocer y, donde el principal actor es MANUEL VELASCO COELLO, su familia y los cómplices favoritos de la cofradía verde…

Se acabó el mecate… Y ES TODO…

Para comentarios, quejas y mentadas: rupertoportela@gmail.com

Celular: 961 18 8 99 45.

MIEMBRO DE LA ASOCIACIÓN DE COLUMNISTAS CHIAPANECOS. A. C.

CORRUPCIÓN INSTITUCIONALIZADA…

COMENTA Y COMPARTE MI COLUMNA…