Expediente 2022…Niños huérfanos, parejas viudas


Por Luis Velázquez Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Este año, es, ha sido, por ahora, el peor para las mujeres de Veracruz.
Uno: cincuenta feminicidios de los meses de enero a lo que a julio.
Dos: 62 (sesenta y dos) homicidios.
Tres: 347 (trescientas cuarenta y siete) mujeres desaparecidas.
Y cuatro: 278 (doscientas setenta y ocho) mujeres agredidas.

El dato trágico, duro y adverso, fatídico es del Observatorio Universitario de Violencia Contras las Mujeres.
Y aun cuando y a tono con el ritmo nacional guinda y marrón, el gobierno de Veracruz tendrá “otros datos”, el Observatorio los ha documentado en el día con día a través de los medios y de los contactos directos en muchos municipios de la entidad.
Además, ningún caso que pudieran, digamos, exagerar la estadística de la muerte cuando la percepción ciudadana es clara y manifiesta.
El sexenio de la 4T, convertido en el peor legado histórico para la población femenina.
Seis de cada diez habitantes de Veracruz son mujeres.
Más, cuando tenemos dos Alertas de Género y como han fracasado de manera rotunda y brutal andan por ahí por una Tercera y que ningún caso tiene o pudiera tener.
Más, cuando desde el poder estatal las tribus en el poder se asestan “golpes de pecho” en nombre de las mujeres.
La numeralia del dolor y el sufrimiento, el infortunio y la desventura, es terrible.
Atrás de cada feminicidio y mujer asesinada y desaparecida y agredida hay niños huérfanos y parejas viudas.
Incluso, padres ancianos dejados a la deriva considerando que dependen de sus hijas.
Pero más todavía:
El gigantesco tsunami de impunidad de norte a sur y de este a oeste del Estado jarocho.
Peor, cuando hay niñas secuestradas, desaparecidas y asesinadas.
347 (trescientas cuarenta y siete) mujeres desaparecidas en seis meses y cacho del año 2022 son muchas, demasiadas, excesivas.
Y váyase a imaginar, a vislumbrar, su destino social.
Y aun cuando la Comisión Estatal de Búsqueda reporta la ficha correspondiente y días, semanas, meses después notifica que una parte fue localizada, el hecho concreto y específico es que fueron desaparecidas.

EL LEGADO DE CADA GOBERNADOR

Cada periodo constitucional en Veracruz entra a la historia y queda en el imaginario colectivo con su sello característico.
Teodoro A. Dehesa, quien ejerciera el poder durante diecinueve años seguiditos, tiempo de su amiguito y compadre Porfirio Díaz Mori, entró a la gloria con el asesinato de trescientos obreros textiles en Río Blanco, a partir de aquella famosa huelga, y en donde los cadáveres fueron trepados a los vagones del Ferrocarril y trasladados al castillo de San Juan de Ulúa y arrojados al Golfo de México… para evitar huellas, rastros, pistas, velatorios.
Luis Mier y Terán, el otro compadrito de Porfirio Díaz pues era padrino de Porfirito, cumplió puntual con la orden de “¡Mátalos en caliente!” a los jarochos sublevados a la reelección del dictador.
Jorge Cerdán, el góber precioso con quien iniciara la masacre de cuarenta mil ejidatarios en aquella enconada lucha agraria para defender su tierra, con el cacique y pistolero, Manuel Parra, “La mano negra”, su banda.
Agustín Silvestre Acosta Lagunes, con su “Sonora Matancera”, los carteles y cartelitos de hoy.
Patricio Chirinos Calero, cuando los narcos se establecieran por vez primera en Veracruz y en el puerto jarocho.
Javier Duarte, el asesinato de veintidós reporteros, diecinueve ejecutados y tres desaparecidos desde entonces a la fecha.
Además, con Duarte, Veracruz escalando las alturas de la desaparición forzada en el continente.
Y, claro, y por añadidura, las fosas clandestinas, nunca antes en la historia local.
Ahora, el señor Cuitláhuac G. J., ingresando a la gloria y la inmortalidad con un Estado Feminicida.
Cui, claro, se insiste, “tendrá otros datos”.
Y porfis, que nadie lo compare con Javier Duarte y quizá con ningún otro gobernador porque “así no se lleva”.

LEGADO HISTÓRICO DE LA 4T

Colectivos, ONG, Observatorios, académicos, familiares, vecinos, amigos, etcétera, han efectuado marchas, plantones, caminatas, protestas, cadenas de oración, al gobierno de Veracruz para disminuir, frenar, desaparecer, los feminicidios y asesinatos de mujeres en que se incluyen niñas, adolescentes, jóvenes y señoras.
Y de nada ha servido.
Hecho indicativo y significativo: el silencio de los diputados locales y federales y senadores de la república.
Más cuando, caray, si los legisladores de oposición se integraran en un frente común en contra de los feminicidios para asumirlo como una obsesión, “otro gallo cantaría” a la población femenina.
Pero ellos andan más ocupados en el siguiente cargo público y la sucesión de gobernador y presidente de la república que en los graves pendientes sociales, como es garantizar la seguridad en la población, más, mucho más, en las mujeres, las víctimas de la 4T en el Estado de Veracruz.
Ni modo, ante del desdén y el menosprecio oficial…
Y ante la incapacidad del gobierno del Estado para frenar el tsunami feminicida…
Y ante la soberbia de la Fiscal General de que “Aquí mando yo”…
Y ante el incienso que el góber y el secretario General de Gobierno, el pa/no/no de la Fiscal General…
Los feminicidios seguirán, inalterables, y así, tal cual, significará, significa ya, el legado histórico de MORENA hecha gobierno.

Publicado en: https://www.blog.expediente.mx/nota/45837/portales-de-noticias-de-veracruz/ninos-huerfanos-parejas-viudas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.