Desde el sexenio pasado tres empresas concentran contratos en pruebas de Tamiz neonatal y una de ellas es de un panista de Yucatán