El Presidente de México ha encontrado atajos para apresurar el efecto de sus decisiones