La corrupción y el nepotismo evidentes en el gobierno de Veracruz son pesado lastre que hunden el proyecto de López Obrador en el estado de Veracruz