Ninguna atención ha prestado el gobernador Cuitláhuac García a la petición de la Iglesia Catóica para que se diseñen estrategias efectivas contra la violencia en Veracruz