Una diputada bragada


por Luis Velázquez Rivera

•Enfrenta al “Dos de Palacio”
•Marijose contra Patrocinio

UNO. Una diputada contra el secretario de Gobierno

Por Luis Velázquez Rivera, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Una diputada local enfrenta al secretario General de Gobierno. Es Marijose Gamboa Torales frente a frente, cara a cara, con Éric Patrocinio Cisneros Burgos. Por lo pronto, igual que otros al Fiscal Jorge Wínckler, ya solicitó a la LXV Legislatura juicio político en su contra.

 “Por violentar intereses públicos fundamentales”, el argumento.

Es la primera vez en mucho tiempo en que una mujer se confronta con “El dos de palacio”, el segundo del gobernador.
Antes, mucho antes, por ejemplo, un alcalde, de Xalapa, Carlos Padilla Becerra, se confrontó con el gobernador Agustín Acosta Lagunes, Miguel Ángel Yunes Linares, diputado local, y su abogado.
Antes, otro presidente municipal de Xalapa, Rafael Hernández Villalpando, se enfrentó a otro gobernador, Miguel Alemán Velasco, y solo pudo salvar la vida cuando un amigo lo sacó de su casa en la cajuela de un automóvil y lo trasladó a Córdoba, donde lo entregó, “vivito y coleando” a Dante Delgado Rannauro, quien se lo llevó a la Ciudad de México y lo protegió y blindó.
Y es que, bueno, muy valiente, íntegra, es, será, la diputada Marijose Gamboa para ponerse los guantes con el secretario General de Gobierno, quien por ahora tiene un encargo superior como es la destitución de Wínckler como Fiscal.
Y para su objetivo, lo mismo “ha mecido la cuna” con los Solecitos sitiando el palacio de la Fiscalía que con los alcaldes sureños exigiendo el desafuero de Wínckler que con ocho actores sociales interponiendo la solicitud de juicio político en su contra.
Trepada en el ring, Marijose estará alista para confrontar otro mundo político igual o peor que con Javier Duarte.
Con mucho cuidado ha de caminar porque desde el principal palacio de gobierno de Xalapa la estarán mirando con microscopio, además de que le estarían rascando en su vida pública, quizá privada, buscando un desaguisado.

DOS. La izquierda contra la derecha

Según la diputada del PAN, el Secretario de Gobierno, “figura encargada de velar por la gobernabilidad de Veracruz”, ha resbalado “con declaraciones que podrían ser constitutivas de delito, incluyendo la violencia política ejercida contra” ella.
Y más, mucho más porque Cisneros Burgos aseguró que Jorge Wínckler es la cabeza de una organización delictiva, se entiende un Cartel Político, quizá Social, y a la que Gamboa Torales pertenece, y/o es la segunda en el mando.
Y los dimes y diretes se armaron en la cancha pública.
Por ejemplo, “El dos de palacio” reviró diciendo que si Marijose Gamboa le demostraba los hechos, entonces, muy echado para adelante, renunciaba al cargo.
Pero si en ningún momento lo demostraba, entonces, la panista debería renunciar a la curul que ocupa por segunda ocasión, reelegida.
Y mientras el juicio político contra Wínckler camina desborbitado porque se trata, todo indica, de una razón superior de Estado en la era Cuitláhuac García, la diputada devolvió la jugada con la misma estrategia como es la solicitud de juicio político.
Dieciséis días después de iniciado el primer sexenio de MORENA, el Veracruz político arde.
La izquierda contra la derecha, la derecha contra la izquierda.
La derecha que derrotó al PRI con sus 89 años de hegemonía gubernamental.
La izquierda que derrotó al PAN con sus dos años en el poder.
En el otro lado de la cancha donde las pasiones políticas se encienden y reciclan, la inseguridad y el desempleo como los dos peores jinetes del Apocalipsis cabalgando desbocados en la llanura jarocha.

TRES. La fuerza del aparato gubernamental

“El dos del palacio” encarna el poder sexenal. Mejor dicho, es parte de. “El chirrión por la mano”. El Poder Ejecutivo contra una diputada de los 50 del Poder Legislativo.
La fuerza del aparato gubernamental bien puede arrasar y avasallar con la legisladora.
Dueños del sexenio, dueños del día y de la noche, dueños de las corporaciones policiacas y los penales y las direcciones de Tránsito, dueños del presupuesto, dueños de parte de la LXV Legislatura, jefes máximos de parte de los medios, el gobierno de MORENA tiene todo para lanzarse contra la diputada, de igual manera como en su tiempo Javier Duarte.
Y si alguien cree en lo que llaman la autonomía del Poder Legislativo ante el Poder Ejecutivo preferible pecar de ingenuidad y preferible creer en Blanca Nieves y los siete enanos.
Ricardo Flores Magón enfrentó como un crítico a Porfirio Díaz Mori y lo encarceló 41 ocasiones y a Filomeno Mata 36, y parte de los obreros sublevados de Río Blanco terminaron cadáveres en el Golfo de México y los 9 habitantes de Veracruz opositores a la reelección del viejo dictador sucumbieron ante el poder con la orden de “¡Mátalos en caliente!”.
Y aun cuando la diputada panista denunció los posibles delitos en materia penal cometidos por el Secretario de Gobierno en su contra en la Fiscalía, el pobrecito de Jorge Wínckler anda ocupado en la sobrevivencia política.
Y con todo y que “El dos de palacio”, como dice, “ha realizado señalamientos en su contra sin aportar pruebas ni denuncias, poniendo en riesgo su integridad y la de su familia”, el poder político es para utilizarse contra los ciudadanos incómodos.
Por fortuna, ella lo sabe y está consciente.
“Entiendo, dijo de Éric Patrocinio, que lo hace para recordarme cómo pueden manipular la ley a su antojo cuando les dé la gana. Es para amedrentarme y obligarme a dejar de decir en tribuna lo que tengo que decir. Pero lo seguiré haciendo”.
Una generación política, la panista, peleando con la generación política de MORENA.
La gente de Cuitláhuac García en lucha abierta con el equipo de Miguel Ángel Yunes Linares, digamos, como cuando Agustín Acosta Lagunes contra parte de la gente de Rafael Hernández Ochoa y Patricio Chirinos Calero con toda su ferocidad contra la gente de Fernando Gutiérrez Barrios, así haya sido por órdenes (se defendieron siempre) de Ernesto Zedillo.
Más que un par de ideologías debatiendo en la arena pública una estrategia para garantizar el bienestar social, un ajuste de cuentas entre los azules que se fueron y los morados que llegaron.
La discordia civil en la campaña electoral por la gubernatura este año multiplicada ahora cuando los Morenos son los nuevos inquilinos del palacio, predicando con hechos la república amorosa de AMLO, pero en vez de nardos repartiendo cardos.
Lo decía Ronald Reagan a los opositores:
“Estás conmigo o estás contra mí”.
Lo decía Luis XIV a los 19 años cuando tomó el poder:
“Yo soy el Estado”.

http://www.blog.expediente.mx/nota/31593/portales-de-noticias-de-veracruz/una-diputada-bragada-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.