Sacalaca, la población maya explotada y con graves enfermedades.


Por Oscar Meza García, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana (desde Quintana Roo)

por Oscar Meza.- Con seguridad hay un elevado número de comunidades mayas en la entidad que ponen en entredicho el ejercicio de gobierno del cambio, dejan de manifiesto la histórica deuda que se tiene con los herederos de esta extraordinaria civilización que surgió en el periodo preclásico y, por supuesto, muestran la abismal desigualdad que enfrentan en relación con los destinos turísticos del norte del estado, pero Sacalaca, situada a 70 kilómetros de la cabecera municipal de José María Morelos, es uno de los más vivos ejemplos de la explotación laboral, la falta de desarrollo económico y el abandono en materia de salud.

En el poblado, los aproximadamente mil 100 habitantes tienen dos cenotes y dos parroquias devotas a San Francisco y la Virgen María, respectivamente, fieles testigos de la evangelización en tiempos de las colonia, que forman parte de la Ruta de las Iglesias, y que a pesar de su importancia, ninguno de estos atractivos es explotado turísticamente en su beneficio.

Pero en términos de importancia, la falta de promoción turística es lo de menos, así como el hecho de que por falta de fuentes de empleo, la mayoría de hombres y mujeres urdan hamacas para un empresario yucateco que se aprovecha de manera vil de su apremiante necesidad.

El hombre de negocios encontró un nicho de mercado importante en Sacalaca: excelente mano de obra e increíblemente barata; no paga impuestos ni derechos de ninguna clase y tampoco gasta en prestaciones sociales en el urdido de hamacas que compra a 35 pesos por cada una.

El problema más grave que forma parte de la estampa diaria que tienen en esta población maya que siembra maíz, calabaza y frijol para autoconsumo y obtiene magros recursos, a través de estar inscritos en programas federales como Prospera, es que aproximadamente el 50 por ciento de sus habitantes padece enfermedades neuromusculoesqueléticas.

El más frecuente es el síndrome de Down, seguido por parálisis cerebral, niños con consecuencias de hipoxias -falta de oxígeno al nacer-, enfermedades metabólicas, trastornos de atención, enfermedades hereditarias, hiperactividad y, enfermedades lisosomales -conjunto de trastornos físicos que causan deformidades esqueléticas-.

En esta lamentable acumulación de males, una parte de sus habitantes padece síndrome de Morquio, enfermedad que afecta a uno de cada 200 mil personas y que se caracteriza por la estatura corta, afectación ósea severa con coeficiente intelectual normal. Por cierto, ante la falta de interés por parte de la Secretaría Estatal de Salud, los enfermos tienen que trasladarse a Mérida, Yucatán a fin de recibir atención médica.

Las adicciones, de manera especial a la mariguana, y el alto consumo de refrescos se convirtieron en problemas de salud pública de acuerdo con el Centro de Salud Rural Sacalaca. El enervante es consumido desde la primaria y la Pepsi Cola suple en un 80 por ciento la ingesta de agua.

Y mientras la exitosa industria turística crece al amparo de la marca “Maya”, los herederos de esa gran cultura siguen en el olvido, trabajando dos días al hilo para ganar 35 pesos por urdir una hamaca, rodeados de un “coctel” de enfermedades neuromusculoesqueléticas, tan frecuentes que se volvieron parte de su estampa.

 

Publicado en: https://www.elobituario.com.mx/obituario/sacalaca-la-poblacion-maya-explotada-y-con-graves-enfermedades

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.