En Pocas Palabras…El mar que quiero, la ciudad que extraño


Por: María Elvira Santamaría Hernández

Por Elvira Santamaría Hernández, egresada de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana




Estando lejos recuerdo su sonido, su sabor salado, su picor en los ojos, su majestuosidad.

Qué paradoja, rememoro la fuerza de su oleaje y se apacigua mi furia contra las inclemencias de la crueldad humana, contra la desidia de quienes mandan y deben combatirla y contra la indiferencia de quienes la atestiguan pero no la sufren en carne propia. 

El mar no sabe todo lo que su espuma arrastra. Lleva mi enojo, mi resignación, mi pena, mi miedo, mi frustración y mi impotencia.

Me devuelve  a cambio por instantes al sitio tranquilo en el que bañaba mis pies y dejaba a mis hijos retozar libremente entre sus olas.

Me devuelve la ciudad calurosa y alegre, la invaluable riqueza de la otrora tranquila vida cotidiana.

———

Humanidad fragmentada

Frente al robo, al secuestro, al saqueo, a la avaricia de poder y dinero, a la ignominia del asesinato, nos sentimos tan pequeños, tan indefensos, tan menguados, que no atinamos a descubrir la fortaleza que nuestro interior esconde, fragmentada en millones de mentes que jamás alcanzan a unirse para hallar la solución y recuperar el espacio, la serenidad y la vida que por violencia, hambre o sequía, nos han sido arrebatadas.

Resultado de imagen para muchedumbre gif animado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.