El TioVivo…Diamantina Rosa


por Fernando Valdés

 

por Fernando Valdés, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana (desde Tabasco)

EL pasado viernes, las redes sociales convulsionaron con las imágenes de la agresión que sufriera durante una transmisión por televisión en vivo, el periodista de ADN 40, Juan Manuel Jiménez, cuando cubría la marcha de mujeres que en la CDMX, protestaban por violaciones cometidas, presuntamente, por elementos de la policía.

Las manifestaciones, que comenzaron al inicio de la semana pasada, se distinguieron en un primer momento, como un movimiento que buscaba se hiciera justicia y se aplicara todo el rigor de la ley, en contra de los abusos de la autoridad.

La vehemencia de las primeras manifestaciones y la falta de respuesta contundente por parte del gobierno capitalino, generaron que las cosas subieran de tono y se pasó de la diamantina rosa a la destrucción del mobiliario urbano, el ataque a comercios y monumentos y finalmente a la agresión física en contra de quienes fueran vulnerables.

El caso del golpe sufrido por Juan Manuel Jiménez, no fue fortuito ni espontáneo. Fue sin duda una acción bien planeada y ejecutada por profesionales de la desestabilización, que saben exactamente cómo y dónde hacer ruido, con fines perversos.

Para algunos, el “Chupas Estrada” o el “Karim”, como se ha identificado al agresor, es un infiltrado del “Prian” que busca generar violencia en contra del gobierno morenista de Claudia Sheinbaum.

Para otros, este personaje y el que al parecer le da la instrucción para agredir al periodista, son enviados por cuerpos de élite del propio gobierno de la CDMX, para generar la idea que se trata de una manifestación violenta y que, por ello, no pueden ser atendidas sus demandas.

Mientras todos se culpan de lo ocurrido, la violencia sigue creciendo y el motivo que dio origen al movimiento, se diluye entre acusaciones mutuas, que generan impunidad, anarquía y caos. ¿Hasta cuándo?

Antes de bajarnos del caballito…

En el Senado inició la disputa por el control de Morena. Matrí Batres acusa a Monreal de mapachear (recuerden que fue priista) la elección de la mesa directiva, usando a Mónica Fernández Balboa como propuesta; mientras que el zacatecano se defiende diciendo que se votó en libertad a favor de la tabasqueña. El riesgo de perredizar a Morena y generar grupo tribales que acaben en el corto plazo con lo que ya habían construido, está latente. A unos días de que se convoque a la renovación de la dirigencia nacional y las estatales, empiezan a pelearse un botín que aún no se han ganado, ya que hoy son apenas una fuerza política, importante sí, pero que está en proceso de consolidarse como partido…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.