Fallece un gigante del periodismo en Veracruz.


por Pedro Cruz

Por Pedro Cruz, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Tuve la suerte de conocerlo en el año 1993.

Fue en la redacción de “El Dictamen. El Decano de la Prensa Nacional”, cuando el periódico me hace el favor de aceptarme como aprendiz y auxiliar al iniciar el tercer semestre de mi carrera profesional.

Formalmente, mi primer jefe, aunque en los hechos nunca lo fue pues mas bien se convertía en un amigo.

Todos los días, por la mañana en la edición de “La Tarde”, y por la noche en la edición de “El Dictamen” la redacción entera atestiguó durante muchos años la forma como Antonio Velasco prodigaba uno y mil consejos a todos los reporteros.

A todos. A los novatos, y también a los consagrados.

Profesor Normalista, fue, junto con el maestro Alfonso Valencia Ríos, uno de los dos gigantes que hicieron historia en Veracruz al ser los verdaderos pioneros del periodismo en esta ciudad.

Se inmortalizaron gracias a esa vocación innata con la que vinieron a este mundo para otear la noticia.

Hizo época. Hizo escuela. Hizo hombres de bien. Hizo profesionales del periodismo escrito.

Vivió la vida como ningún otro hombre he visto. Sin importar la hora y la forma en que acabara la noche anterior, invariablemente era el primero en llegar a la redacción para repartir las órdenes de trabajo y mandar a su ejército de reporteros a cazar la nota todos los días.

Del maestro Velasco aprendí a redactar una noticia.

Reconozco en él a mi verdadero mentor en el periodismo escrito.

Cuatro años de universidad eran nada escuchando 15 minutos al maestro Velasco y su inagotable estela de experiencia mezclada con astucia periodística.

Tuvo todos los méritos para haber sido Director de El Dictamen en alguna ocasión, pero sospecho que fue él mismo quien nunca lo buscó.

De mi paso por El Dictamen, definitivamente fueron tres los hombres de los que aprendí y que influyeron en mi posterior estilo de escribir: Pedro Cruz López, Diego Hernández Tejeda, y el maestro Antonio Velasco Hernández.

Nació en un humilde pero hermoso pueblo llamado Tlacolulan, Veracruz, al pie de la montaña, y a este puerto jarocho vino a hacer historia y a dejarnos su legado.

Hoy al filo de las tres de la madrugada falleció el Maestro Antonio Velasco Hernández en el área de terapia intensiva del hospital del ISSSTE de esta ciudad, víctima de una complicación en su estado de salud.

Siempre lo recordaré con cariño y gratitud.

Hasta siempre Maestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.