En Pocas Palabras…¿Cuál normalidad?


Gobierno anuncia tres fases y un semáforo para el regreso a ...

Por María Elvira Santamaría Hernández

por María Elvira Santamaría Hernández , egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

Ni nueva ni antigua; los mexicanos no hemos vuelto a la normalidad. El haber determinado la conclusión de la campaña de “Susana distancia” para supuestamente ingresar a lo que oficialmente llama el gobierno federal “La nueva normalidad” ha sido mas bien el arranque de una política de salud confusa y hasta contradictoria.

Por un lado el presidente López Obrador lleva días hablando de haber domado la pandemia y reinicia sus giras por el sureste del país movilizando junto con él a una regular comitiva, dando la impresión de que ya vamos de salida en la epidemia del coronavirus y por el otro lado el Subsecretario López Gatell tiene que seguir dando cuenta todas las tardes, de cientos de nuevos casos y muertos y haciendo malabares para explicar sin querer parecer que contradice al presidente, que la pandemia “no se ha domado” y que las personas deben continuar permaneciendo en sus casas a fin de evitar que aumenten los contagios.

En qué momento de la epidemia estamos? No lo sabemos. Las autoridades responsables anunciaron el “pico” de la enfermedad en abril, luego en mayo y ahora en junio, tras lo cual supuestamente pasaremos a un descenso marcado de contagios y decesos. Pero a estas alturas da la impresión de que al igual que la mayoría de la población, el gobierno federal está tanteando el terreno y las proyecciones matemáticas de sus científicos son poco confiables.

Entonces, ¿de cuál nueva normalidad estamos hablando? Creo que esta etapa no la está marcando ninguna curva aplanada, la apertura de trabajos y negocios se produce porque simple y sencillamente la situación económica ya no resiste más parálisis. La necesidad de llevar comida a la mesa, es el semáforo que realmente está determinando el regreso a la vida productiva de mucha gente, aún a costa del aumento en el riesgo de contagios, y por ello la ambigüedad en las disposiciones oficiales de las autoridades que además jamás se decidieron a implementar la aplicación de pruebas de detección, ni siquiera ahora, que regresan a la actividad numerosos establecimientos y fábricas.

Ese contrasentido de sí, ya está domada la pandemia; pero no, no salgan más que a lo más necesario. Ese sí, yo voy de gira porque ya nos autorizaron andar en recorridos; pero no, ustedes quédense en casa, porque el semáforo está en rojo, es la estrategia nebulosa del gobierno que no se compromete, que traslada la responsabilidad a las entidades y a cada ciudadano y que, al cabo de sus múltiples pero poco claros mensajes, como Poncio Pilatos, termina lavándose las manos.

Así que, bienvenidos a la confusa nueva normalidad.
Hasta Pronto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .