Bitácora Política…La reparación de daños de Grace


·       Viene el presidente AMLO a Xalapa este martes

·       Dará a conocer un Plan para atender a damnificados

·       En el puerto, camiones cargados con ayuda para Haití

Por Miguel Angel Cristiani Gonzalez

por Miguel Angel Cristiani, egresado de la Facultad de Ciencias y Técnicas de la Comunicación de la Universidad Veracruzana

«Vamos a estar en Veracruz desde mañana por la tarde noche, vamos a estar en la ceremonia de los tratados de Córdoba al medio día y posteriormente en Xalapa. Vamos a tener una reunión para iniciar un plan de apoyo a damnificados»

Así lo anunció en su conferencia de prensa mañanera este lunes, el presidente de la república Andrés Manuel López Obrador.

Y que bueno, que personalmente el primer mandatario de la nación, venga a poner en marcha “un plan” para atender a los damnificados veracruzanos por el paso del huracán Grace este fin de semana.

Ojalá y cuando menos, se venga a dar una vueltecita por la orilla del río Sedeño, en donde fallecieron seis miembros de una familia y únicamente sobrevivió el padre.

Pero no como el “recorrido” que fue a hacer el todavía presidente municipal de Xalapa Hipólito Rodríguez que fue a tomarse la foto, mal agarrando una pala, para limpiar escombros, pero sin mayores consecuencias.

Que no se trata de una visita presidencial de gabinete, en palacio de gobierno, para recibir informes de los daños, sino que vaya a recorrer las zonas afectadas en los márgenes de los ríos Pantepec, Cazones y Tecolutla, para que escuche directamente de los afectados cuáles son sus necesidades y les dé una respuesta directa.

Precisamente en Tecolutla, este fin de semana estuvo el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, en donde los afectados le pidieron que no se tardaran 90 días en llegar la ayuda, como les habían prometido, sino que el envío de láminas para cubrir sus techos fuera de manera inmediata.

Porque ahora que desapareció el llamado Fondo Nacional de Desastres Naturales, el famoso FONDEN, que era de donde se obtenían los recursos económicos federales para dar respuesta a los daños causados por huracanes, inundaciones o terremotos, ahora cada estado debe de atender como pueda.

Lo bueno es que aquí en Veracruz, se cuenta con un seguro para desastres contratado por el gobierno del estado y los apoyos que pueda enviar la federación.

Como al paso del huracán Grace se cortó la luz en buena parte del norte del estado, no se pudo tener la información más precisa, de los daños causados a la población.

Se supone, que los ayuntamientos son la primera línea de respuesta, que como también se supone que ya deben de tener su respectivo plan de atención a emergencias y la detección de los sitios de peligro, ahora debieran de ser los encargados directos de reportar los daños para poder solicitar la ayuda necesaria.

Pero como siempre sucede, que la ayuda oficial nunca llega o es insuficiente, ya se empezaron a organizar colectas para llevar despensas y artículos indispensables a los afectados, incluso entre las mismas dependencias de gobierno.

Por lo pronto, ya se anunció que van a mandar aviones con agua, aunque ese no es el problema.

También en las benditas redes sociales, empezaron a circular ya videos de habitantes de las zonas afectadas que están pidiendo ayuda.

Entre los vídeos que se está haciendo viral, es uno de los tráileres que están estacionados en el malecón del puerto de Veracruz, para cargas barcos con la “ayuda humanitaria” que se va a mandar a Haití.

Se comenta que esos camiones deberían de ser enviados no al extranjero, para servir de “candil de la calle y obscuridad de la casa”, sino a los municipios veracruzanos afectados por el huracán Grace.

También se anuncia que vendrán de otros estados vecinos a apoyar a Veracruz.

Lo cierto es que no hace falta que vengan de otros lados, lo que hace falta es ponerse a trabajar en lo que ya se tiene detectado en los atlas municipales de riesgo, para reubicar a las familias -que como la que se murió- viven en las márgenes de los ríos por no contar con un terreno seguro donde vivir o están en las laderas de los cerros, que con las lluvias se deslavan y causan una desgracia.

No hay que aplicar una política de remedios, de que luego del niño ahogado, se tapa el pozo, sino que se tienen que mejorar las condiciones de vida de esas familias, que están en los sitios de riesgo, para no tener que lamentar -como lo hacen ahora- la pérdida de vidas humanas.

Habrá que estar pendientes de lo que vendrá a decirnos mañana nuestro señor presidente, aunque ya sabemos lo que ha repetido en infinidad de ocasiones, que desapareció el FONDEN porque era una robadera y no llegaban los apoyos y la ayuda a los necesitados.

A ver si ahora sí.

Contáctanos en nuestras redes sociales:

https://www.canva.com/design/DAEN5B9DWgs/ZCHd2Z8KueYjlg_d59Op3A/view?website#2